El dilema de Arzu

  • El nazareno sigue mostrando dudas sobre su continuidad · El interés de un equipo europeo retrasa su respuesta

Comentarios 10

La continuidad de Arzu en el Betis se está convirtiendo en uno de los culebrones del verano verdiblanco. Cuando todo apuntaba a que el nazareno sería uno de los que abandonasen el barco en Segunda, después del desencuentro mantenido la temporada pasada con la grada de Heliópolis, las tornas cambiaron en parte con las últimas decisiones tomadas por ambas partes. En primer lugar, Arzu, acompañado de su padre pero sin sus agentes de siempre, acudió a las oficinas de Lopera a petición de éste. Allí el máximo accionista, para sorpresa hasta del propio jugador, le realizó una oferta de renovación por tres temporadas, algo que Arzu agradeció como detalle y pidió unos días para estudiar la nueva e inesperada situación.

Pero el tiempo pasa y el jugador no se acaba de decidir e incluso su entorno asegura que las dudas sobre la conveniencia de continuar en Heliópolis siguen presentes. La propuesta no es del todo asumible por el jugador, que insistiría en cambiar algunas condiciones de la oferta, pero lo principal sigue siendo la idea de cambiar de rumbo en su carrera deportiva.

Esta idea del jugador choca totalmente con el pensamiento del cuerpo técnico, que considera a Arzu una pieza indispensable para afrontar el regreso a Primera. De hecho, tanto Antonio Tapia como todos sus ayudantes miman a cada momento al nazareno, con la intención de hacerle ver que será un jugador importante en el esquema del nuevo entrenador.

Este mismo mensaje fue el lanzado por Lopera a Arzu y su padre, de ahí que se niegue a escuchar alguna oferta por el nazareno, algo que ocurrió hace algo más de un mes cuando Getafe y Espanyol intentaron un acercamiento por el jugador.

Las dudas de Arzu también se acentúan ante la existencia de varias ofertas encima de su mesa y el sondeo más atractivo procede de un club extranjero que la próxima temporada jugaría competición europea. El interés de este equipo es el que frena a Arzu a la hora de valorar la propuesta del Betis, aunque todo podría cambiar en una próxima reunión entre las partes.

La salida del nazareno obligaría al club verdiblanco a la contratación de un nuevo medio centro, ya que precisamente esta zona del campo está siendo la que más dudas está levantando durante la pretemporada. Sunny no acaba de conseguir el punto de forma adecuado, mientras que Iriney parece destinado a realizar unas funciones distintas en el equipo, más al estilo de lo que Mehmet Aurelio hacía. Las otras opciones pasan por los canteranos Juande y Cañas, que sí están ofreciendo sensaciones positivas, aunque Tapia prefiere contar en esa zona del campo con un jugador de mayor experiencia.

La idea de club verdiblanco es decidir el futuro de Arzu la próxima semana, una vez que el equipo regrese a Sevilla. De todas formas, ahora mismo un acuerdo entre las partes para prolongar la relación parece complicado, aunque los contactos siguen abiertos. Otra opción que no se puede descartar es que Lopera obligue a Arzu a permanecer en el Betis la temporada que le queda de contrato y que no atienda oferta alguna, algo parecido a lo ocurrido con Juanito o Edu, aun a riesgo de no obtener compensación económica por la salida.

Las cartas están encima de la mesa de ambas partes y el último movimiento de Lopera requiere ahora una respuesta de Arzu, que sigue sin estar convencido. El deseo de cambiar de aires y la posibilidad de mejorar deportivamente están del lado del jugador, que tomará una decisión en los próximos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios