Se encuentra con un gol

  • La Estrella gana gracias a un postrero penalti innecesario

Comentarios 0

El cero a cero con el que comenzó el encuentro tenía visos de repetirse como resultado final. A pocos minutos de la finalización, se produjo el lance más definitivo: el colegiado señaló la pena máxima que trastocaría los planes de La Barrera, que se veía con el premio del punto del empate en su saca.

El penalti fue innecesario y absurdo, pero no por ello menos penalti. A raíz de un saque de banda llevado cabo por Cristóbal desde casi la medular del campo, teledirigido a un Blanco posicionado en el área de La Barrera, se sucedió la jugada más decisiva. El delantero controló con pericia. Amaga por un lado para llevarse el esférico por el lado contrario. Un defensa, cubierto por dos compañeros a su espalda, derribó al delantero. Penalti y gol.

Antes, el encuentro había enfrentado a dos conjuntos con estilos antagónicos. De un lado, La Barrera prefería el atajo del voleón. Los saques del guardameta visitante llegaban sin dificultad a las posesiones del meta local, fruto de las pequeñas dimensiones del campo de la Estrella. Los dos puntas de La Barrera, en posiciones mucho más adelantadas que el resto, incordiaban por si la a la flauta le daba por sonar.

Enfrente, una Estrella cuyo ideal de juego giraba en torno al ras de suelo. Las paredes, el apoyo de los laterales en las subidas, las entradas por los extremos, éste era el colorario de juego de los locales. Pero no encontraban los espacios. También propiciado por una concatenación de faltas visitantes que frustraban el ritmo de la Estrella. Así las cosas, era cuestión de esperar a un lance fortuito: un saque de banda kilométrico, un penalti innecesario...

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios