Sin la esencia del campeón

La selección española repitió decepción en la Eurocopa 2016, la misma que sintió en el Mundial 2014, ya sin la condición de campeón en vigor de ambos torneos, sin la esencia que le hizo imponente para cada rival y sin ese estilo incontestable para sus oponentes que ha perdido eficacia.

Ya no es la actual campeona del mundo desde hace dos años, relevada por Alemania, y ya no tiene opción de mantener el trono europeo en Francia 2016, eliminada en los octavos de final por Italia, una de las aspirantes a sucederle el próximo 10 de julio en París, junto a Alemania, Francia, Bélgica, Portugal, Polonia, Islandia y Gales, las ocho selecciones que siguen en competición.

Tampoco podrá repetir récords (la derrota ante Croacia ya frustró la posibilidad de alcanzar a la Alemania de Löw y sus 14 triunfos consecutivos en el periodo 2010-2012) ni mandar en solitario en el palmarés del torneo, -tiene tres títulos, los mismos que el combinado germano-, ni hacer historia con su tercer campeonato de Europa consecutivo, aunque mantiene todavía una marca única: los dos seguidos de Austria y Suiza 2008 y Polonia y Ucrania 2012.

La selección, que en sus dos últimos grandes torneos, el Mundial 2010 y la Eurocopa 2012, suma más derrotas (4) que triunfos (3) en siete partidos, con once goles en contra y nueve a favor, ha perdido la esencia de aquella campeonade todo, mientras sus jugadores reflexionan sobre las circunstancias de esta decepción.

"Creo que hay ser realistas. No tenemos el nivel que teníamos hace unos años cuando éramos campeones de Europa y del mundo", reconoció Gerard Piqué después del 2-0 contra Italia. Fue uno de los cinco futbolistas que habló en la zona mixta del estadio de Saint Denis, del que los jugadores salían dolidos, tristes, cabizbajos...

"Vienen unos jóvenes que prometen mucho, otros que llevamos ya años y que tenemos que seguir aportando esa experiencia, esa calidad y ese talento que tenemos, pero el nivel no es el mismo. Y eso hay que aceptarlo, hacer critica, intentar afrontar estos dos años para el Mundial de Rusia y llegar en mejores condiciones o un nivel superior con los jóvenes que van subiendo. Y a seguir", añadió el central.

"En los últimos dos torneos no (ha estado el equipo entre los mejores). Ésa es la realidad. Para mí es la mejor del mundo, pero a nivel de competición no lo estamos, porque los mejores son los que las ganan", valora Juanfran, que añade: "Pero eso no quiere decir que tengamos una mala selección. Cuando acabó el primer o segundo partido teníamos la mejor selección y los mejores jugadores..."

Esa bajada de nivel invita a un momento de reflexión en La Roja, pero que va aún más allá. "No sólo es el nivel de los futbolistas, creo que el estilo de juego, a pesar de querer jugar a lo mismo, ya no somos tan efectivos en lo que creíamos cómo se debía de jugar. Es un poco de todo. Hay que hacer una reflexión, tanto a nivel colectivo de estilo y de nivel de juego", asegura Piqué.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios