El eterno peaje del ganador

  • Emery aceptará una gran oferta del PSG, mientras el Sevilla espera y empieza a tantear posibles sustitutos

Comentarios 2

Un club abocado a la convulsión continua. Ésa es la realidad del Sevilla en estos momentos, un caro peaje por ganar títulos, tres nada menos en el último trienio y de la mano del entrenador que protagoniza el inevitable maremoto que va a sacudir esos cimientos que ahora se adecentan en el Ramón Sánchez-Pizjuán. O no, porque esta entidad ha demostrado a lo largo de su historia saber reinventarse y ofrecer, si cabe, versiones superiores cuando llegaron momentos de dudas como el que protagonizó Monchi hace una semana o el que, ahora, parece interpretar Unai Emery.

La diferencia está en que si en la anunciada salida del director general deportivo la situación se pudo reconducir, no ofrece las mismas sensaciones el caso del entrenador guipuzcoano. Una superoferta del París Saint Germain, haciendo confirmar todos los temores albergados en los días anteriores con rumores sobre una ofensiva sobre Emery, dejará al Sevilla sin entrenador en plena planificación de la temporada 16-17.

Aunque no es oficial, pocos son los que dudan -incluso en el mismo seno del club nervionense- que el de Fuenterrabía aceptará la propuesta y se convertirá en el nuevo entrenador del PSG en sustitución de Laurent Blanc, una vez que el club parisino no ha podido convencer a Diego Simeone.

La gran pregunta es quién será el sustituto de Emery en el Sevilla una vez que se produzca la oficialidad de la marcha, cuestión que va a ser cuestión de horas si se atiende a lo que se dice en Francia. Aún quedan varios formalismos para hacer realidad la gran oportunidad que se le presenta al todavía entrenador sevillista, puesto que el club no ha recibido ninguna comunicación al respecto, ni por parte del interesado ni a través de la entidad parisina, que debe ponerse en contacto con el Sevilla para establecer la forma de pago de la penalización que figura en la cláusula de rescisión unilateral de su contrato, fijada en dos millones de euros, una cantidad que está dispuesto a pagar el PSG.

Emery, junto a su abogado, mantuvo en los últimos días (ayer también) varias reuniones con emisarios del club galo que se desplazaron a Valencia, donde el entrenador descansa junto a su hijo y lo que empezó siendo un rumor, y hasta un encuentro igual que el que tuvo la temporada pasada al reunirse con el Nápoles para conocer su proyecto, se fue convirtiendo en lo que parece una realidad. Los principales medios franceses, ediciones digitales de publicaciones con prestigio, como Le Parisien o L'Equipe, daban por segura la contratación de Emery por el PSG. El reto de estar en un club top, aunque sin la historia de otros por su fundación reciente, y otros atractivos como la familiaridad que él y su cuerpo técnico tienen con la lengua -Carcedo jugó dos años en Francia- llevarían al entrenador a aceptar.

Todo mientras los medios franceses trataban de recopilar opiniones de jugadores franceses que han estado en el vestuario del Sevilla. "¡Se decepcionaría todo el Sevilla en caso de salida de Unai Emery! Ganó tres Europa League en tres años. ¡Es Dios vivo! ¿Con relación a Blanc? Son completamente diferentes", relataba Benoit Tremoulinas en una entrevista radiofónica. "Emery está presente al cien por cien, lo administra todo. Te hace el vídeo en los entrenamientos, antes de los partidos, etcétera. No ganó tres Europa League por casualidad, puede conducir el PSG, es un gran estratega", concluía el lateral izquierdo, con quien precisamente se especuló con la posibilidad de que recale también en el PSG.

A la espera de la resolución definitiva, más que nada que el propio Emery confirme sus intenciones, el Sevilla empezó a moverse para posicionarse en el mercado de entrenadores. Nombres empezaron a asomar como la espuma, desde Quique Flores, quien habría estado demorando un acuerdo con el Espanyol, hasta varios técnicos franceses, entre ellos el propio Laurent Blanc, aunque también Rudi García, sin equipo desde que dejó la Roma, y Claude Puel (Niza). El buen conocimiento de Monchi del mercado francés es una razón para apoyar esta vía, aunque también apareció el nombre de Jorge Sampaoli, técnico con el que Chile ganó la Copa América hace dos años.

De cualquier forma, aún se hace necesario esperar porque falta saber qué dice Emery (en teoría debería ofrecer una rueda de prensa) ante una situación que provocó todo tipo de reacciones en el sevillismo en el día de ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios