La factura más cara posible

  • Otra vez Manuel Redondo se lesionó de gravedad la tibia y el peroné de la pierna derecha y todo indica que se trata de una rotura Goleada El filial sólo aguantó 45 minutos

Comentarios 5

La séptima jornada consecutiva del Sevilla Atlético sin conseguir una victoria quedó en un segundo plano por la mala noticia que deparó la tarde con la grave lesión de Manuel Redondo. A los pocos minutos de ingresar en el terreno de juego, el lateral sufrió un fuerte choque que lo mandó directamente al hospital. Se habla de una posible rotura de la tibia y el peroné, aunque los médicos del club no quieren dar un diagnóstico definitivo hasta saber con seguridad qué grado de afectación tiene en su pierna.

La importancia de la lesión agrava el drama que está viviendo este futbolista. El prometedor valor de la cantera nervionense acababa de ver la luz a un túnel de diez meses sin jugar. En el play off de promoción a la Liga BBVA, en el campo del Universidad de Las Palmas, el sevillista sufrió una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. Esta nueva lesión no tiene nada que ver con la anterior ya que se trata de la pierna derecha. Pero si finalmente se acaban confirmando los peores pronósticos, Redondo tendrá que estar parado cerca de seis meses, todo un mundo para recuperarse para un jugador al que la mala suerte en forma de lesiones está lastrando enormemente.

Juan José Jiménez, médico del club que acompaña al filial en los viajes, se trasladó junto a Redondo a un hospital de Gijón, donde el jugador pasó la noche. Lo primero que hicieron los médicos asturianos fue inmovilizar la pierna derecha del jugador. La expedición sevillista regresa esta mañana en el AVE.

En el aspecto puramente deportivo, el Sevilla Atlético sigue enfrascado en una racha muy negativa. Los síntomas de recuperación que se vieron frente al Numancia hace siete días no aparecieron en el césped del Molinón. Siete son las jornadas consecutivas en las que el equipo franjirrojo ha sido incapaz de vencer al conjunto que tenía delante. La segunda vuelta del equipo que adiestra Fermín Galeote está siendo bastante mediocre. Menos mal que el colchón que el filial obtuvo en la primera vuelta del campeonato era lo bastante amplio para no sentir grandes apuros a estas alturas. Con 46 puntos, nueve son los que le lleva a la zona de descenso, siendo noveno en la tabla, lo que indica la igualdad de la Liga BBVA.

También es importante destacar que el Sevilla Atlético se enfrentaba a todo un Sporting, un conjunto histórico que está peleando con la Real Sociedad por el tercer billete que da derecho a jugar el próximo año en Primera. Con El Molinón a reventar, el equipo de Manuel Preciado salió volcado a por la victoria. El equipo rojiblanco se acercaba con mucho peligro a la meta de Javi Varas, aunque no disponía de ocasiones de verdadero peligro. Fue en un córner cuando se desniveló el marcador. La defensa sevillista y su propio portero fallan al no despejar la pelota, que llega al segundo palo para que Kike Mateo sólo tenga que empujarla a la red. El gol llegaba por un fallo, después de mostrarse el Sevilla muy serio atrás al inicio. Este tanto levantó a la grada pero también al propio filial. Con el resultado en contra, los jóvenes valores de la carretera de Utrera se lanzaron al ataque. En el minuto 27, Alfaro estuvo apunto de igualar el choque con un cabezazo que se marchó rozando el palo. Cerca del descanso llegó el justo premio para el Sevilla Atlético. Alfaro transformó un penalti cometido sobre Perotti.

En la segunda parte todo se acabó. El Sporting, por medio de Jorge puso el 2-1 muy rápido. El tercero llegó junto con la lesión de Redondo. A partir de ahí todo se acabó para el filial. A los jugadores se les vio que sólo miraban al banquillo en busca de noticias sobre su compañero. El Sevilla pagó la factura más cara posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios