sevilla f.c.

Entre el fin del ciclo y el futuro lejos

  • Daniel es el primero en asumir que el Sevilla debe empezar otra fase · Salir para crecer más sigue siendo su idea

Comentarios 10

Muchos lo piensan, pero nadie hasta ahora lo había expresado públicamente. Tras su eliminación copera y la de la Liga de Campeones, el Sevilla ha terminado su ciclo ganador de títulos y ayer Daniel lo dijo en voz alta. El lateral brasileño, como capitán del equipo, realizó un amplio repaso de la actualidad del equipo y también habló de su futuro, que continúa viendo en un club con más posibilidades de responder a sus expectativas económicas y deportivas. Como otras veces, el futbolista bahiano fue claro: "Estadísticamente, hemos acabado un ciclo de conseguir títulos y ahora tenemos que volver a la base y empezar a construir y remar todos para el mismo lado para volver a conseguir cosas importantes".

Ese discurso constructor contrastó con su situación particular, que continúa siendo la misma. En líneas generales, Daniel habló en un tono colectivo, demostrando una plena implicación. Ahora bien, una vez que se le tocó el asunto de su futuro, torció hacia lo individual y ahí fue igual de diáfano: "Jugar o no el año que viene la Champions League no me influye para nada en mi decisión. El club no sé qué pensara en ese punto. Siempre he dicho que mi planteamiento es el mismo. Tengo que defender mi futuro y el de los míos, lo dije desde el principio y lo seguiré diciendo. Yo pienso que el tren que pasó el año pasado será difícil que vuelva, pero mientras que pasen otros trenes será bueno para mí".

Es más, insistió en mostrar su desacuerdo con José María del Nido sobre el precio con que debería tasarlo el club: "El presidente tiene su opinión y yo la mía al respecto. Pienso que esas cantidades que pide no la dan por un lateral derecho -los más de 30 millones de euros que desechó el Sevilla en verano-, y él cree que es mi precio de mercado". ¿Quiere eso decir que, si Del Nido sigue en sus trece, deberá permanecer otro año en Sevilla? "Eso se verá -contestó el bahiano-. El presidente ha dicho que nadie es imprescindible y vendiendo bien vendido es como el club ha crecido. Si una cosa funciona, no hay que cambiarla", contestó el jugador bahiano en un mensaje claro y directo hacia el presidente.

En cuanto a la actualidad deportiva del equipo, también realizó aportaciones interesantes Daniel. Por ejemplo, en su defensa de Manolo Jiménez: "Todos tenemos que tener nuestro tiempo, él seguro que quiere hacerlo lo mejor posible, no ha cogido al Sevilla en su mejor versión y es muy difícil mantener esa regularidad de los últimos años. Creo que no es el culpable de que hayamos perdido algunos partidos. Si nosotros hacemos las cosas bien, las hacemos todos y si las hacemos mal, las hacemos mal todos".

Eso sí, quiso aclarar que no es el momento de encender alarmas ni de precipitarse en las conclusiones: "Con todo lo que nos ha ocurrido este año seguimos en la pelea por nuestro principal objetivo, tampoco nos va tan mal la cosa, por eso digo que las reflexiones hay que hacerlas al final de temporada, ahora es muy precipitado".

Además, el capitán sevillista dio un toque de atención a la afición, tras de los pitos escuchados durante el partido con el Levante, algo inusual en esta última época. "Es muy bonito animar cuando se gana, a mí me gusta que me animen cuando ganamos, pero es más importante que te animen cuando se pierde", explicó Daniel, que se mostró comprensivo con las críticas: "La gente se ha acostumbrado a cosas importantes y es normal que se enfade".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios