Baloncesto l Cajasol

"Hay que ganar por lo civil o lo criminal"

  • Manel Comas pide "el apoyo de toda la ciudad" para sacar el choque "vital" con el Pamesa en la lucha por la permanencia

Comentarios 1

"El Cajasol se juega la vida, y Sevilla mantener un equipo en la élite del baloncesto". Así pedía Manel Comas el apoyo a toda la ciudad para el próximo encuentro, vital en la pelea por la salvación, para que San Pablo sea para Pamesa la olla presión que fue el Telefónica Arena de Estudiantes la pasada jornada, "porque eso influye".

El público, sin embargo, no gana partidos, y eso lo sabe bien el técnico cajista, que, calculadora en mano, ya tiene hechas las "cuentas de la lechera para la permanencia". "Tenemos 10 victorias y con 13 el equipo no tendrá que pensar en el average con nadie, pero no vamos a renunciar a nada. Si vencimos en el Palau, podemos ganarle a cualquiera. Estamos obligados a ganar los tres de casa y, si podemos, picar algo a domicilio, pues creo que podemos llegar a los 14. Me da igual el nombre del rival. Hay que ganar por lo civil o lo criminal", apuntó el barcelonés, que reconoce una de las principales debilidades de su equipo: "Tenemos que aprender a manejarnos en esos tres minutos que siempre nos cuesta el partido o ganar sufriendo al final. Es algo crónico, pero cuando logramos la continuidad necesaria durante los 40 minutos competimos con cualquiera".

Que un histórico como Estudiantes esté metido en la pelea es para muchos un problema, sobre todo en lo que a los árbitros se refiere. Comas, sin embargo, prefiere creer en la honestidad de los colegiados, pese a que hay situaciones que dan que pensar. "Si estamos blandos en defensa, puede que lleguemos tarde, pero que en cuatro minutos nos metamos en bonus… No tengo miedo a los arbitrajes, pero necesitamos a los mejores tríos para que todo se resuelva deportivamente. No entiendo la elección del grupo de Hierrezuelo ante Estudiantes cuando el día antes había dirigido el partido del Tau. Decían que esta decisión era porque no había más árbitros, pero De la Maza, por ejemplo, había pitado en Madrid la noche anterior, estaba más cerca y llegaría menos desgastado", señaló el entrenador cajista.

No repetir los errores del domingo pasado será la clave para sacar un complicado encuentro en el que los valencianos tendrán un ojo en la Final a 8 de la ULEB. "Con Estudiantes no supimos parar el fuerte ritmo que le metió al encuentro y fallamos en defensa, pero decidió su mayor acierto en ataque. Ante el Pamesa debemos estar más fuertes en el rebote y más duros en defensa. Jugar al límite y ponernos en el mono de trabajo, porque si el choque se mueve muy por encima de los 70 puntos sufriremos", explicó Comas, que salió al paso de las crítica a los hombres altos: "Confío en ellos. Quizá Bueno está más nervioso de lo normal y el resto se están mostrando irregulares, pero pueden responder y dar al equipo lo que éste precisa de ellos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios