Tau | cajasol · la previa

Un garbeo por Vitoria

  • Sereno El Cajasol acude al Buesa en fiestas de San Prudencio con la tranquilidad de tener casi en la mano la permanencia A favor Los sevillanos juegan con la ventaja de que el Tau piensa en la Final Four

Comentarios 1

El lunes se celebra la festividad de San Prudencio, patrón de Vitoria hermanado con la Virgen Blanca, y está la ciudad de bote en bote. Hace calor en la capital vasca y las celebraciones se suceden. Será una fiesta también el partido de esta tarde con el Cajasol. El Tau tiene mucho que celebrar, sobre todo que el fin de semana siguiente disputa su cuarta Final Four consecutiva y hasta Madrid se desplazarán más de dos mil fieles a la causa para apoyar a que los alaveses levanten su primer título de la Euroliga.

Será también la manera de celebrar la garantizada cuarta plaza de la fase regular tras su triunfo ante el Pamesa del partido adelantado de la jornada siguiente. Está complicado superar al Barcelona, con un triunfo más, un encuentro menos y el average particular a su favor, pero en cambio suena bien saber que el Tau se ha coronado como rey de la ACB cuando ha terminado en la citada cuarta posición.

La única pega para la tropa vasca, después de que ayer se le levantara el castigo disciplinario a Will McDonald, es la duda sobre la participación de Jasaitis, que anda tocado y no jugó el pasado miércoles contra el Pamesa.

Eso por lo que al rival toca. ¿Y el Cajasol? Sólo hay que recordar las caras de los jugadores y el cuerpo técnico tras vencer al CB Granada para saber que la serenidad ha llegado a sus vidas. Sabían que ganando el pasado domingo, y ayudados por la pifia estudiantil, la permanencia es casi una garantía, salvo alguna rocambolesca carambola que parece más imposible que improbable.

De ahí que vaya sin que le pese la responsabilidad de tener que ganar por cualquier vía el equipo de Manel Comas. Ésa es su primera gran baza en el Buesa Arena, además de que los vitorianos quizás vayan relajados con la mente puesta en su encuentro de semifinales del próximo viernes contra el CSKA moscovita.

Tratará el Cajasol de sumar su tercera victoria del curso de forma consecutiva, circunstancia hasta el momento inédita en esta campaña. No es buena plaza Vitoria, desde luego, feudo habitualmente inexpugnable para los hispalenses. Pero, esta vez, da la sensación de que hay más opciones, por lo anteriormente comentado -además, el Grupo Begar salió vencedor allí en su día- y porque estará Bennett en la cancha. Idolatrado en Vitoria después de seis años allí, el base de Evanston querrá formar la traca en el Buesa y tirará de sus compañeros para que así sea.

También querrá lucirse un Kakiouzis que no continuará en Sevilla por su poca constancia en el juego y buscará hacer buenas actuaciones en pistas de renombre como las dos que tiene que visitar el Cajasol: Vitoria y Madrid. Con la ambición de seguir aumentando su caché irá Ignerski, objeto de deseo para muchos equipos y que pretende que la lista se incremente en este final de la fase regular. Miso anda ya fino y se ve que le apetece cerrar bien el curso después de tener un año complicado por la lesión de espalda y también por el bajo rendimiento en muchos encuentros. Ellis, más flojo en los últimos partidos desde el renacimiento de Miso y la regularidad de Ignerski, cobrará protagonismo en su duelo con Rakocevic y con Vidal.

Manel Comas, otra institución en Vitoria, intentará hacerle un roto al equipo que preside su gran amigo Josean Querejeta para alcanzar el mayor número posible de victorias. Su idea es ganar dos de los tres partidos que quedan.

El choque presenta muchos visos de tener un marcado carácter ofensivo, poniendo en liza al segundo (84,26 puntos de promedio los vitorianos) y el octavo (78,97 los hispalenses) mejores ataques. Y dentro de la vertiente de ataque, en la resolución del pleito tendrá mucho que decir el tiro de tres, con el primero (40,40%) y el tercero (39,68%) de la ACB luchando por la supremacía del perímetro. El cuadro vitoriano ha cedido cuatro derrotas esta campaña en el Buesa (Barcelona, Iurbentia, Grupo Begar y Ricoh Manresa).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios