fútbol segunda división b

Tras el golpe, a levantarse

  • El Betis Deportivo quiere reencontrarse con la victoria después de caer, de forma dolorosa, ante el colista Lorca Deportiva

  • Toca crecer desde atrás

Tras el golpe, a levantarse Tras el golpe, a levantarse

Tras el golpe, a levantarse

En pocos planes entraba que el Betis Deportivo cayera de la forma en la que lo hizo ante el Lorca Deportiva (3-1), colista de la clasificación en este Grupo IV de Segunda División B. Pese a contar con ocasiones de gol, el equipo de José Juan Romero volvió a tropezar con la misma piedra con la que prácticamente cada partido se topa: la endeblez defensiva.

Sabe el filial bético que la clave para lograr la salvación pasa por comenzar a ser fuerte desde atrás. No debe permitirse volver a encajar goleadas como las tres últimas, que señalan de forma evidente a la defensa como un problema a solucionar más pronto que tarde. Los 34 goles recibidos en los 20 partidos disputados son un lastre difícilmente salvable pese a que Loren, pichichi de la categoría con 13 goles, esta temporada ha destapado el tarro de las esencias anotadoras.

Para paliar algunas de las carencias vistas hasta el momento en el plantel, la comisión deportiva ha entrado en el mercado y ha reforzado el plantel con Carlos Blanco, un central de 22 años que llega cedido con opción de compra del Gimnástic. A sus espaldas, experiencia en el Espanyol, Barcelona o Juventus, por lo que se espera que suba el nivel de competitividad en una zaga que ha demostrado numerosas fisuras a lo largo de la temporada. Su debut, sin embargo, parece que tendrá que esperar, puesto que ayer todavía no se había inscrito al futbolista.

La llegada del zaguero catalán no será la única incorporación que realice el filial verdiblanco en pos de lograr una salvación que ahora mismo queda a cuatro puntos. Se esperan, al menos, tres nuevas caras que ayuden al equipo a luchar por la permanencia.

Para recortar esta distancia, es imprescindible sumar. Y si se puede de tres en tres, mejor que mejor. Ése será el objetivo del conjunto verdiblanco ante el Linense, un equipo de la zona media-alta que llega a la ciudad deportiva heliopolitana después de vencer al Badajoz (2-0).

Con ganas de levantarse del terrible e inesperado golpe ante el Lorca Deportiva, los hombres de José Juan Romero confían en revertir la situación y lograr una victoria que se les escapa desde hace cuatro jornadas, cuando vencieron al Cartagena (1-4). Desde entonces, un empate y tres dolorosas derrotas de las que el filial debe reponerse cuanto antes. Aunque lo más importante, en este caso, sería evitar tropezar, una vez más, con la misma piedra. Toca ponerse el mono de trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios