El otro gran éxito de Monchi

  • El escaso rendimiento de la mayoría de los descartes del pasado curso refrenda su operación salida. "La idea es mantener a Fazio y Rakitic y seguir mejorando", afirma.

Mucho se ha elogiado ya la gran dirección deportiva de Monchi, apretado por José María del Nido, durante la revolución que realizó el pasado verano, y a la que dio continuidad en invierno. El colofón del título europeo y el quinto puesto por sí mismos ya bastarían para avalar el intenso trabajo que realizó su secretaría técnica durante el año 2013 para conformar una plantilla nueva y de largo recorrido. Pero también cabe resaltar la gran tarea llevada a cabo desde el Sevilla en la ingente operación salida. Con sus matices, porque muchos de los descartes fueron cedidos y tienen camino de vuelta, el cómputo global es de acierto, tanto en las ventas de las estrellas que sí han triunfado, casos de Jesús Navas y Negredo, como en las de otros futbolistas que no han dado el nivel, como Medel, Kondogbia -si bien su caso fue el de la rescisión unilateral de contrato- o Luis Alberto. En las cesiones también hubo mucho de acierto, puesto que Unai Emery no ha echado de menos a los que salieron así en verano y en invierno.

El director deportivo ha tenido un año ajetreadísimo y ahora continúa en plena vorágine. Tras marcharse a Inglaterra, con permiso de José Castro, para profundizar en su conocimiento del mercado y la gestión de la Premier League, ahora se encuentra de nuevo de viaje. Ayer estuvo en Milán, participando en el prestigioso Wyscout Forum, un encuentro de agentes y clubes al más alto niel, sobre scouting y transferencias. Allí ya habló sobre su nuevo proyecto y confirmó su intención de seguir contando con Rakitic y Fazio como pilares del equipo. Preguntado en Italia sobre el presunto interés del Nápoles en el argentino y sobre la situación del suizo-croata, dijo: "Queremos seguir mejorando. No hay negociaciones en curso con Nápoles por Fazio ni con ningún otro club, queremos seguir con él y con Rakitic. Ivan es un jugador con el contamos muchísimo".

A Monchi y su equipo, en el que fue fundamental el relevo de Víctor Orta por Óscar Arias y el ascenso de Miguel Ángel Gómez, le queda una ardua tarea ahora, después de una revolución de más de 30 operaciones entre entradas y salidas. Si el éxito ha acompañado a la operación entrada, con 13 caras nuevas, también se puede decir lo mismo de los 21 futbolistas que salieron entre el verano y el invierno.

Antes del pasado 31 de agosto, el Sevilla les dio salida a 16 futbolistas, saneando las arcas del club con grandes ventas y dejándole a Emery una plantilla equilibrada. Jesús Navas y Negredo (Manchester City), Palop, por fin de contrato, y Spahic (Bayer Leverkusen), Luna (Aston Villa), Luis Alberto (Liverpool), Campaña (Crystal Palace), Bernardo (Sporting), Alexis (Getafe), Medel (Cardiff City) y Kondogbia (Mónaco) más los cedidos Babá (Levante), Botía, Stevanovic y Manu del Moral (Elche) y Guarente (Catania-Chievo) abandonaron el plantel en verano, dejando unos 90 millones de euros en la tesorería. Además, la plusvalía de los traspasos de Negredo y Jesús Navas más la cesión de Manu del Moral ha dejado un millón de euros más: los dos primeros, 600.000 euros por la Premier League, y el tercero, 400.000 euros por la permanencia del Elche. Por Botía no ingresa el Sevilla al pertenecer sus derechos económicos a Doyen Group. En el caso del central murciano, su alto nivel en el Elche ha hecho replantearse al Sevilla la posibilidad de su regreso. Además, en enero hubo nueva operación salida: los cedidos Perotti (Boca Juniors), Julián (Almería), Rabello (Deportivo) y Rusescu (Braga), uno de los que mejor ha rendido, con 11 goles en 27 partidos entre todas las competiciones, y Cala (Cardiff City) .

A los diez cedidos llega la hora de buscarles acomodo. En el debe de Monchi están los fracasos de futbolistas fichados en la etapa anterior y que no han triunfado en su año de préstamo: Babá, Stevanovic, quien dejó el Elche por el Alavés a mitad de curso, Manu del Moral, con mediana continuidad (24 partidos y dos goles), Perotti, testimonial en Boca... Y en el haber, el plácet que dio a salidas que causaron escozor, como las de los canteranos o Medel. Ninguno ha triunfado de verdad y en el caso del chileno incluso ha sufrido el descenso de categoría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios