Betis | villarreal · la previa

¿La hora del plebiscito?

  • Respuesta Con la permanencia prácticamente conseguida, el interés se centra en el recibimiento de los aficionados a Paco Chaparro Alineación El técnico colocará el mismo once que venció en el Calderón con la novedad de Fernando Vega

Comentarios 15

La semana bética ha venido marcada por un nombre propio, el de su entrenador, Paco Chaparro, que, pese a garantizar virtualmente la salvación del Betis, aún no tiene firmada su renovación y mantiene una partida de ajedrez con el máximo accionista, Manuel Ruiz de Lopera. Los silencios del técnico y los mensajes de Lopera a través de terceras personas marcan el inicio de la partida y hoy será el turno del público, cuyo plebiscito podría producirse en favor del entrenador. ¿Significaría esa respuesta su renovación automática? En absoluto, pues los designios de Jabugo sólo los marca su inquilino y, como otras veces, parecen contrarios a las peticiones de los aficionados.

Como él mismo se ha autoimpuesto, Chaparro obvió el tema de su renovación en la conferencia de prensa previa al partido. El técnico ha tratado de mentalizar a sus jugadores durante la semana para que realicen un último esfuerzo y consigan una victoria que tendría un valor doble. Por un lado, garantizar la permanencia con un cifra de puntos impensable hace unos meses y, por otro, festejar su consecución con la afición, a la que se quiere premiar con un día especial. El partido ante el Levante era el marcado para dicha celebración y ahora el equipo tratará de no cometer un nuevo traspié.

Para conseguirlo, Chaparro confiará en los mismos jugadores que tan buena imagen ofrecieron en el Vicente Calderón, con la única novedad de Fernando Vega en el lugar del lesionado Damià. La gran interrogante de la semana en el aspecto deportivo ha sido la pugna entre Pavone, que vuelve tras cumplir su sanción, y José Mari. Chaparro ha mantenido la duda hasta última hora, pero su pensamiento ayer estaba más cerca de ofrecer la titularidad al sevillano, intentando aprovechar su positivo estado anímico.

De todas formas, el técnico no despejará el once a sus jugadores hasta el mediodía de hoy, cuando tenga lugar la habitual charla pre-partido. Durante la misma, además, se decidirá la participación de Arzu, entre algodones en los últimos días por una lumbalgia. La inclusión del nazareno en la lista tras entrenarse ayer sin problemas hace indicar que ocupará un sitio en el once, aunque Rivera, por si acaso, también se encuentra preparado.

Poco se ha hablado del rival, un Villarreal que vuelve a exhibir el fútbol de toque que le ha hecho ganarse un lugar en la elite del fútbol nacional. Pellegrini recupera a Diego López para la portería y mantiene la duda de Pires, aquejado de unas molestias musculares. Pese a todo, la calidad en el manejo del balón está garantizada con jugadores como Senna, Cazorla o Matías González, mientras que la pegada queda para la pareja Nihat-Rossi, que suma 26 goles en el campeonato. El recuperado Tomasson aguardará en el banquillo completando una plantilla de renombre.

La idea de Chaparro es que el Betis muestre la imagen de las grandes ocasiones y, por algo el equipo verdiblanco es el único que puede presumir de haber vencido a los tres primeros clasificados. Real Madrid y Barcelona ya mordieron el polvo en Heliópolis y ahora toca el turno del Villarreal, al que se puso asaltar en su propio estadio. El premio de la permanencia y de disfrutar de un final de Liga tranquilo es suficiente aliciente para que la grada y el equipo se tomen el encuentro como otra final. A eso se le debe añadir el agradecimiento de la afición a Paco Chaparro, su técnico milagro. Aunque algunos se empeñen en quitarle méritos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios