El minuto de locura que inspiró a Del Bosque

  • Un error de Bilic ayudó al español en Sudáfrica

En el momento de máxima gloria de su carrera y del fútbol español, cuando Andrés Iniesta marcó el gol en la prórroga que le dio el título en el Mundial de Sudáfrica, Vicente del Bosque se quedó quieto, pensativo y se acordó del croata Slaven Bilic.

Pese a la locura que lo rodeaba, aunque nunca ha sido muy expresivo, a todos sorprendió la frialdad del técnico español, pero Del Bosque tenía en la mente aquello que le contó Bilic en una reunión de entrenadores que organizó la UEFA.

El técnico croata estaba siendo la sensación de la Eurocopa 2008. Su equipo se había clasificado para los cuartos de final y Bilic, histriónico en la banda y famoso desde que se descubrió que ponía heavy a sus jugadores antes de los partidos, era uno de los personajes del torneo.

Pero en el momento decisivo pecó de inexperiencia. Después de empatar sin goles durante los 90 minutos, Ivan Klasnic marcó en el minuto 119 y desató la locura. Bilic corrió la banda con los brazos en alto y se abrazó a todos en el banquillo.

Tres minutos después, sin embargo, a la desesperada, Turquía, el equipo que nunca se rinde, logró el empate por medio de Semih Senturk. Croacia no se lo creía y llegó derrotada moralmente a una tanda de penaltis que, lógicamente, se adjudicaron los turcos.

Bilic le contó a Del Bosque que siempre se arrepentirá de su actitud. A Croacia le quedaba aún un cambio cuando marcó Klasnic y el técnico, en vez de hacerlo y tratar de perder tiempo, se convirtió en un hincha más.

Dos años después, en Sudáfrica Del Bosque se acordó de esa confesión y cuando marcó Iniesta, no festejó, sino que buscó la forma de que su equipo no perdiese la concentración en los cuatro minutos de prórroga que restaban.

Turquía y Croacia se vuelven a encontrar hoy en París, pero no habrá un minuto de locura como aquél, que hundió a Bilic y colaboró a la consecución del único título mundial de España.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios