Betis | almería · EL RIVAL

El modelo Marcelino

  • El equipo almeriense, como el Racing, se mueve en los parámetros tácticos de un entrenador que apunta alto como Emery · Buen sistema defensivo y velocidad

Comentarios 0

Agarrado al impulso de uno de esos entrenadores jóvenes con ganas de hacer cosas en el fútbol, el Almería no es lo que se esperaba en Primera. Ni mucho menos un recién ascendido al uso, sino otra cosa bien distinta. Ordenado, disciplinado, agresivo y rápido en las contras, Unai Emery, que no hace mucho fuera futbolista del Toledo, ha conseguido armar un equipo respetado en Primera que camina en la mitad de la tabla. Y su presidente, Alfonso García, vive con la satisfacción de ver discurrir con saneamiento un proyecto ambicioso que no se le vuelve en contra. Apuntó alto y hasta tuvo amarrado a Monchi en su día como director deportivo, aunque sin el de San Fernando también ha demostrado que no es tan difícil hacer las cosas medianamente bien en el fútbol con alguna dosis de coherencia.

sin balón

Emery es un entrenador de esa corriente en la que puedan estar Marcelino, Alcaraz o Mendilíbar, sobre todo el primero. Orden táctico, pocos espacios y buen gusto por la salida del balón... cuando se pueda, aunque los noventa minutos dan para todo. El Almería está entre los cuatro equipos menos goleados del campeonato. Están el Barcelona (12), el Racing (13), el líder Madrid (14) y el cuadro almeriense (15). Eso da una muestra de la concentración de un sistema defensivo en el que no destacan precisamente los nombres, si acaso el del ex malaguista Juanito y la ayuda, aunque yendo arriba y abajo, del hoy ausente Felipe Melo. Atrás llama la atención la contundencia de Acasiete, aunque el internacional peruano todo lo que gana en anticipación y fuerza la pierde cuando sale a relucir su anarquía táctica. Los laterales son correosos, con la experiencia de Rekarte en la derecha y la ayuda siempre de centrocampistas que se incrustan en la línea inicial de cuatro zagueros para engrosarla en número.

En la portería ha dado que hablar en las últimas semanas la irrupción contra el Sevilla de Diego Alves, un portero brasileño que sonó para el Betis y que hizo un partido espectacular que no le ha servido para desbancar a Cobeño, una alternativa más técnica que se mostrará más incómoda si la defensa se separa mucho de él.

con balón

Mezcla de velocidad y calidad en un trío que viene a ser el que marca las diferencias. Corona, Crusat y Negredo son los hombres a vigilar, si bien Felipe Melo echa una mano no poco significativa en los terrenos de transición que hoy acusará la baja para beneficio de la defensa del Betis. La electricidad de Crusat en la izquierda es un foco de peligro constante, sobre todo en contraataques y a la hora de buscar faltas y amonestaciones a los rivales. Corona pone algo de orden y Negredo es un delantero con clase que aúna remate e inspiración. Ojo también a Soriano.

lo mejor

El orden táctico y la salida rápida de balón, fundamentalmente por la izquierda, hacia los movimientos ganadores de Negredo.

lo peor

Pocas alternativas de banquillo.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios