De la necesidad al afecto personal

  • Jiménez minimiza el "calentón" de Luis Fabiano y dice que no se merece un castigo ni como 'pichichi' ni como persona

Comentarios 3

No podía ser de otro modo y Luis Fabiano centró buena parte de la comparecencia de Manolo Jiménez. El entrenador sevillista explicó su opinión al respecto de la actitud contestataria tanto del jugador como de su representante por su cambio en Mallorca y, aunque recordó que no es la primera vez que protesta, lo minimizó. Sorprendentemente, lo hizo por dos razones. La primera, muy obvia, por ser el máximo goleador de la Liga, y la segunda, menos esperada, por su condición personal. El técnico de Arahal llegó a decir que el paulista es muy buena persona y que le tiene gran afecto, por mucho que se haya empeñado una y otra vez en mostrar ciertas actitudes egoístas.

"Castigar a Luis Fabiano sería castigar al Sevilla -aseveró Jiménez-. Tuvo un momento al ser cambiado, como todo futbolista, pero no tiene una actitud negativa. Ni soy rencoroso, ni Luis Fabiano se merecería no jugar por la temporada que está haciendo. Los futbolistas se tienen que dar cuenta de que entra otro futbolista en un cambio y no pasa nada. Hablamos de un jugador muy importante, el pichichi ni más ni menos, y sus goles son importantes para el colectivo. Cuando estás con las pulsaciones muy revolucionadas reaccionas en caliente de forma no adecuada. Es muy buena persona, y le tengo gran afecto. Simplemente, tengo que tomar decisiones por el colectivo después de analizar todo para ganar el partido", explicó.

Menos tolerante estuvo cuando se le mencionó al representante del jugador. Ahí zanjó por lo sano: "¿Fuentes? ¿Es jugador del Almería? No me interesa. Todo lo que sea el entorno del césped no me interesa. Ni yo lo conozco, ni él me conoce a mí". Es más, incluso matizó las palabras de José María del Nido, que el jueves pidió respeto a la plantilla: "El presidente dirá lo que crea conveniente decir siempre en beneficio del equipo. El respeto y la profesionalidad que hay en la plantilla se está traduciendo en resultados".

Dejada a un lado esta polémica, Jiménez se centró ya en el partido y lo primero que hizo fue deshacerse en elogios hacia el rival: "El trabajo que está haciendo el Almería es sensacional. A mí, como andaluz, me enorgullece. Le agradezco los piropos a Emery y también valoro lo que está haciendo el Almería, haciendo un fútbol como los de arriba". Ya en términos tácticos, dejó un par de matices: "El Almería suele variar los esquemas. No vamos a condicionar nuestra alineación en función del rival". Y tocó el problema de las jugadas de estrategia, en la que es especialista el Almería: "Es un problema que viene de otros años, pero insistimos en el juego de estrategia toda la semana como en otros aspectos. El Almería tiene un gran poderío aéreo con hasta seis jugadores al remate. El Mallorca nos marcó dos goles, y ya dije que no me gustó eso, pero los puntos fueron nuestros".

Como es lógico, también se refirió al cruce de intereses con otros partidos, como el del Betis, y ahí también estuvo respetuoso: "Yo deseo nuestro objetivo y si pasa por ganar y que el Betis gane al Atlético, perfecto y, además, no le deseo ningún mal a ningún equipo, y al Betis tampoco".

Por último, dijo que tenía dudas en el lateral izquierdo, pero no por que Adriano no esté en condiciones físicas: "Está perfectamente, pero Crespo da solvencia a la defensa". Y elogió el momento de Kone: "Está impresionante desde que vino de la Copa de África. Se lo está ganando, aunque es consciente de la calidad de Kanoute y Luis Fabiano".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios