El nuevo plan de Merino

Comentarios 1

No suele desvelar sus cartas Juan Merino, pero tampoco se esperan sorpresas en la alineación de cara al derbi. Si todos sus jugadores se encuentran en plenitud de condiciones, el técnico repetiría el esquema que comenzó a utilizar el sábado en Balaídos y al que dio continuidad el martes ante la Unión Deportiva Las Palmas. "No es el momento de probar y sí de encontrar el mejor once posible", dijo el linense hace unos días, de ahí que ante el cuadro canario no reservara ni a los jugadores que se encontraban apercibidos.

Más allá de su continuidad en el Betis -el técnico evita siempre referirse a su futuro-, Merino se ha venido jugando su crédito, una vez que la permanencia quedó casi atada con la victoria ante el Levante. La respuesta del equipo ha sido positiva en los dos últimos encuentros y la cita con el duelo de máxima rivalidad será una ocasión especial para medir el compromiso colectivo.

"Tenemos que controlar la ansiedad porque te puede jugar malas pasadas. Para nosotros, ganar el derbi sería poner un broche de oro a la temporada. El objetivo siempre es ganar, pero se estará más cerca cuando se juegue al 150%, la afición del Betis sabe valorar eso", manifestó ayer el linense en los medios oficiales del club verdiblanco, donde reincidió en ese mensaje que ya lanzó con nocturnidad en la sala de prensa del Benito Villamarín.

Con numerosos jugadores fijos en el once, Merino tiene claro su plan. Pese a que Dani Ceballos venía actuando a buen nivel como mediocentro, su caída a la izquierda incluso ha aumentado su rendimiento ofensivo, al liberarlo en parte de las tareas defensivas. El utrerano ha lanzado el juego de ataque partiendo desde la banda y sus kilómetros de esfuerzo no se han resentido -11,99 ante Las Palmas-.

Si el movimiento con Dani Ceballos ha sido positivo, otro tanto ha ocurrido con Joaquín, quien ha vuelto a ofrecer su mejor nivel al ubicarse como mediapunta. El portuense, con plena libertad de movimientos para aparecer por cualquier lugar del ataque, ha elevado su producción. "Cuando hablo con él no me voy al Joaquín de 2007 o 2008 sino al de este año, la etapa de la primera vuelta… Todo ello para sacar su mejor versión y que nos pueda ayudar al máximo. En el Málaga ya jugó de segundo punta, en el Betis también y con las condiciones que tiene y lo que puede aportar ahí, nos puede ayudar mucho", manifestó ayer Merino, muy satisfecho con el rendimiento del portuense.

Hasta los secundarios que realizan méritos aparecen en la libreta del entrenador. Cejudo se ha convertido en una alternativa para el lateral diestro por su proyección ofensiva, mientras que Van Wolfswinkel, con el gol anotado el martes, pasará a ser una opción en el banquillo para revolucionar el partido. Con la permanencia en el bolsillo, al Betis de Merino apenas le queda el derbi. "Tenemos partidos muy bonitos de aquí al final", repitió ayer el linense, que ya tiene su plan para el domingo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios