Un paso más para Nadal

  • El balear se venga de Fognini, que lo eliminó el año pasado, y vuelve a las semifinales del torneo, en las que se enfrentará contra Kohlschreiber

Rafael Nadal ya está en las semifinales del Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó, tras derrotar al italiano Fabio Fognini, por 6-2 y 7-6 (1), cobrándose su pequeña venganza del hombre que el año pasado lo apeó en los octavos de final de este mismo torneo.

Además, en 2014 Nadal cayó en cuartos ante Nicolás Almagro, por lo que hacía tres años que no se asomaba a la penúltima ronda del abierto barcelonés. El ocho veces campeón del Godó arrancó como un tiro el partido y, con un tenis muy agresivo, se adelantó 4-0 en el primer set. A continuación, perdió dos juegos consecutivos, pero se rehizo bien y logró cerrar la primera manga por 6-2.

Nadal volvió a adelantarse por 2-0 en el segundo parcial. Y ahí emergió el mejor Fognini, duodécimo cabeza de serie del torneo y 31 en la lista de la ATP, y que en esta ocasión no llegaba este año a Barcelona al cien por cien por una lesión abdominal que lo había tenido dos meses de baja. Y, contra un Nadal que de nuevo parece haber recuperado su mejor nivel tras ganar por novena vez Montecarlo, eso es un hándicap prácticamente insalvable.

Aun así, con el partido casi perdido, Fognini ofreció su mejor versión. Entendió que era el momento de arriesgar para darle la vuelta y empezó a soltar el brazo. Fiel a su estilo, empezó a pegar golpes ganadores, de derecha y de revés, y a masacrar a Nadal a dejadas. Encadenó cuatro juegos seguidos para colocarse con 2-4 a favor, pero su rival ya no le permitió ir más allá. El balear igualó en intensidad y potencia el tenis de su adversario, recuperó el break en el décimo juego y mantuvo el suyo para adelantarse por 6-5. El mallorquín tuvo 0-40 al resto para ganar. Tres bolas de partido. Pero Fognini mantuvo su servicio para forzar el tie-break. Ahí acabaron sus opciones, porque un Nadal pletórico aceleró en el desempate para ganarlo con claridad (7-1) y llevarse el partido. "Es la mente lo que te permite hacer algo más, ya sea con la derecha o de revés, no cometiendo errores, ni regalando puntos y lo estoy consiguiendo", afirmó Nadal, quien añadió: "Ojalá pueda seguir así, porque es una de las bases de mi juego de toda la vida".

El de Manacor se medirá con el alemán Philipp Kohlschreiber en las semifinales, mientras que el otro puesto en la final se lo jugarán el japonés Kei Nishikori y el francés Benoit Paire. El tenita nipón se deshizo del ucraniano Alexandr Dolgopolov, undécimo cabeza de serie, al que derrotó por 7-5 y 6-0 salvando cuatro bolas de set en el primer set. El galo, por su parte, remontó su partido ante el tunecino Malek Jaziri (3-6, 7-5 y 6-1) para alcanzar sus primeras semifinales del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios