He aquí la madre de todas las piñasNadie patina como los holandesesY perdió el oro por 17 milésimas...

Ni un centímetro de espacio entre jugador y jugador dentro del área. El sueño de los amantes del catenaccio. Pero no ocurrió durante, sino después del partido de hockey sobre hielo que Eslovaquia libró con Rusia. Los eslovacos aún no han ganado el oro. Aunque lo parezca.

Cinco finales y cinco oros para Holanda. Pleno para una rotunda hegemonía mundial, la del país centroeuropeo en patinaje de velocidad. Esta vez fue Jorien Ter Mors la que se impuso en los 1.000 metros, batiendo además el récord olímpico con un crono de 1:13.56.

El austriaco Peter Penz está muy cerca de levitar de júbilo. Cualquiera diría que se acaba de proclamar campeón olímpico de luge, pero no: él y su compañero Georg Fischler fueron al segundo cajón del podio. Perdieron el oro por 17 milésimas. Ni el mínimo lamento por ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios