Un premio a su gran insistencia

Alemania se impuso por 2-1 a la selección serbia que dirige Miroslav Djukic en un amistoso disputado en Gelsenkirchen que se le complicó, con un rival muy bien plantado en defensa y peligroso al contragolpe, y ante el que los alemanes tuvieron que insistir incansablemente durante todo el partido para al final lograr la victoria. Jankovic adelantó en el primer tiempo a Serbia, pero los goles de Neuville y Ballack en el tramo final del segundo periodo dieron el triunfo a Alemania, que obtuvo el merecido premio a tanta insistencia y dominio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios