La premisa de la ambición

  • Jiménez se congratula de que el Milan no se decantara por Luis Fabiano para poder luchar por los objetivos más altos posibles · "Nosotros vamos a pelear por todo", dice rotundo

Queda menos de un mes para que comience la Liga y la plantilla del Sevilla no está completamente perfilada. De momento, Manuel Jiménez cuenta con mimbres de alto nivel para hacer un equipo que sea un aspirante serio en las tres competiciones y entre ellos, después de que el Milan eligiese a Huntelaar como su delantero centro, está Luis Fabiano. El técnico sevillista se congratuló ayer de nuevo de poder contar con el nueve de Brasil. Y también aprovechó su comparecencia para dejar clara cuál es la premisa ineludible del Sevilla 09-10: la ambición. Eso sí, los pies los tiene bien asentados en el suelo y sabe que será complicado competir con los dos transatlánticos españoles, por lo que espera que aún haya un retoque definitivo que podría ser Fred, si la salida de Chevantón permite la llegada del delantero del Fluminense.

Sin mencionar la palabra título y sin abandonar la visión realista del papel que debe desempeñar el Sevilla, Jiménez situó el listón del equipo en "estar arriba" al final de mayo, cuando concluya la Liga. Lo hizo cuando fue preguntado sobre si su equipo se va pareciendo al que quiere para cuando comience la competición: "Se va pareciendo a la conjunción del grupo, a la búsqueda de objetivos, y el objetivo es terminar a finales de mayo la Liga con un puesto Champions y todavía falta mucho. El equipo va creciendo y se va mostrando al nivel que queremos, ahora está fuerte y ahora hay que empezar a buscar el nivel futbolístico que se necesita para estar arriba, porque solamente los buenos están arriba".

Por eso, instó a esperar a que se alce el telón liguero, seguramente el domingo 30 de agosto, para comenzar a analizar la respuesta del plantel que tiene entre manos: "La medida real de la plantilla tiene que darse a partir del día del Valencia, pero tenemos que ir viendo crecer al equipo y mostrándonos cada vez más firmes y con más fuerza, y el equipo se está mostrando bien", aseguró el entrenador sevillista, que volvió a mostrar su alivio por la continuidad de Luis Fabiano, aunque aseguró que hasta que no se cierre el mercado no respirará totalmente tranquilo.

Luis Fabiano sigue

Jiménez, de natural precavido, se alegró de la continuidad de Luis Fabiano, pero sin echar las campanas al vuelo."Como cualquier sevillista, estoy contento de que un gran delantero como Luis Fabiano siga enrolado en la disciplina del Sevilla. Yo estaba convencido de que así sería porque es lo que deseaba. Cabía la posibilidad de que se fuese, cabe la posibilidad de que se pueda ir él o cualquier otro antes de que se cierre el maercado. Pero la verdad es que contar con Luis Fabiano es para mí una satisfacción".

También aseguró que ha visto al futbolista comprometido con el trabajo de pretemporada durante el tiempo en que el Milan apostó por él: "Yo hablo mucho con Luis Fabiano, hablé durante las vacaciones cuando, después de la magnífica Copa Confederaciones que hizo, surgió la posibilidad de que saliera del Sevilla; hablé cuando se integró al trabajo con el grupo y yo siempre lo vi integrado en el Sevilla, pese a la posibilidad de que pudiera salir. Luis Fabiano está en un equipo importante, se siente querido en el Sevilla y yo cuento con él y estoy encantado de que esté en el Sevilla". Y espera que este curso recupere su mejor registro goleador después de la lesión muscular que lo condicionó la campaña pasada: "El año pasado, en cuanto a goles, no tuvo un buen año, pero sí en cuanto a colaboración con el equipo. El primer año que yo estuve metió una barbaridad de goles y esperamos que este año lo supere porque tiene capacidad para ello".

objetivos y presión

Al técnico de Arahal se le inquirió si le gustaban los mensajes de varios jugadores sobre aspirar a lo máximo en las tres competiciones: "Estoy encantado, encantadísimo. Sólo el que pelea por algo tiene capacidad de conseguirlo y nosotros vamos a pelear por todo. Tenemos los pies en el suelo y sabemos que no va a ser fácil competir los puestos Champions a equipos de nuestro nivel, e intentar arrebatarle el campeonato a equipos que están por encima de nuestro nivel, pero vamos a pelear siempre y vamos a ser ambiciosos".

Y aprovechó para echarles toda la presión del mundo a los dos grandes: "Hay que pensar que para el Madrid y el Barcelona todo lo que no sea pelear por todo sería un fracaso por la inversiones. Pero el fútbol es fútbol y los partidos hay que pelearlos y ganarlos". Ahí surgió la presión que deben asumir los equipos de arriba, incluido el Sevilla: "Si el Barcelona se muestra al nivel del año pasado, firmo el segundo puesto. Pero, sinceramente, la presión es algo que va añadido a mí y a los entrenadores de élite, y soy un entrenador de Champions que he conseguido junto con el plantel dejar al Sevilla tercero. La presión tiene que existir y si llegan los resultados, el trabajo será fenomenal. Si los resultados no llegan, el trabajo, aunque sea el mismo, no será fenomenal", explicó asumiendo la realidad del fútbol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios