real betis

Otro receso inoportuno

  • Mark González será baja un mes, al lesionarse en el tendón de su pierna derecha · Séptimo problema físico del curso para el chileno, justo en su mejor momento en el conjunto bético

Comentarios 3

La alegría por la victoria ante el Zaragoza se vio empañada por la lesión de Mark González, que se tuvo que retirar del terreno de juego justo antes del descanso, al sentir un pinchazo en su pierna derecha. Las pruebas médicas a las que fue sometido ayer el chileno en el Fremap confirmaron el pronóstico inicial y Mark González deberá estar entre tres y cuatro semanas de baja, al sufrir una lesión miotendinosa, séptimo contratiempo del chileno en esta temporada.

Precisamente, parte de la mejoría experimentada por el Betis en las últimas semanas se había cimentado en la aportación del extremo chileno, que empezó a parecerse al jugador que los técnicos esperaban desde un principio. Cinco goles en las ocho últimas jornadas, con cuatro de ellos decisivos, como los que marcó ante el Real Madrid, Osasuna o los dos del domingo ante el Zaragoza, que sirvieron para que el conjunto bético sumara nueve puntos decisivos. Además, del aumento de aportación del chileno también se habían aprovechado otros jugadores como Edu, perfecta conexión para los pases desde la zona izquierda, como se produjo la victoria ante el Murcia.

Pero la temporada de Mark González ha estado marcada por los contratiempos. De hecho, su primera lesión llegó justo antes de empezar el campeonato, cuando una pequeña contractura le impidió viajar a Huelva en el estreno liguero. Posteriormente, el chileno disputaría cuatro encuentros consecutivos, para ser de nuevo baja en la sexta jornada de Liga ante el Mallorca y de nuevo por un problema muscular.

El extremo regresaría una semana más tarde, pero otra vez una contractura, unido a su viaje a Chile para arreglar su permiso de residencia, le mantuvo dos semanas apartado de los terrenos de juego, coincidiendo con la octava y novena jornada de Liga. Mark González regresaría ante Osasuna y luego jugó en el Camp Nou frente al Barcelona, de donde regresaría lesionado, con una rotura en el cuádriceps que le dejó fuera durante un mes.

Su reaparición coincidiría con el estreno de Paco Chaparro ante el Villarreal, donde el chileno sólo estuvo 34 minutos sobre el terreno de juego, ya que cayó nuevamente lesionado, esta vez en el tobillo. Otro mes de baja para el bético, que reaparecería en Liga ante el Sevilla, justo después de jugar en la Copa ante el Elche. Su pésima actuación en el derbi, unido a otros dos pequeños problemas musculares, le impidieron rendir al nivel esperado por Chaparro, que aun así nunca perdió la fe en recuperar su mejor versión.

Ésta llegaría a partir de la jornada 24, cuando Speedy González empezó a mostrar las cualidades que se le presumían antes de su llegada. Cinco goles, asistencias y una continuidad en el juego durante ocho jornadas consecutivas, su récord de la temporada. Su gran actuación ante el Zaragoza permite vislumbrar la permanencia mucho más cerca, pero el enésimo contratiempo frena su gran momento. Cinco lesiones musculares y dos articulares, tres de ellas de un mes de duración, empañan la trayectoria del chileno en el Betis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios