Deportes

¿ Quién regaña a Quién ?

  • Al contraataqueMaresca asume el error por agredir a Agüero, pero adoba la espera de su sanción con una velada crítica a los métodos de Jiménez, a quien reclama minutos

Comentarios 8

Una sensación extraña dejó en el aire la rueda de prensa de Enzo Maresca después de arruinarle el partido a su equipo el pasado sábado con un cabezazo a Agüero cuando apenas llevaba seis minutos en el campo. El italiano no escondió su arrepentimiento, pero tras mantener en el entrenamiento y a vista de todos una charla aclaratoria con Jiménez que cualquiera puede interpretar como una conversación con tintes de regañina por parte del entrenador o al menos de pedirle explicaciones, la presencia de Maresca ante los medios acabó derivando en una velada crítica a los métodos del arahalense. Al menos sí hubo comparaciones con la manera de manejar el vestuario del anterior técnico, Juande, y el jugador dijo abiertamente que no entiende por qué no juega cuando se ve mejor que otros que sí lo hacen.

Maresca empezó pidiendo disculpas, recordando que "ya el sábado lo hice con el jugador yéndome al vestuario y en presencia de su entrenador". Está claro que el ex juventino espera una sanción dura, pero sin llegar a ser ejemplar y para ello se encargó de repetir varias veces que no es reincidente. "Llevo diez años de profesional y en mi vida he sido expulsado más que dos veces aquí en el Sevilla, hace dos temporadas y hace dos días. En la primera parte se echó el balón fuera muchas veces y en el momento de la jugada había un futbolista en el suelo, o medio levantado, y decidí no echarlo fuera. Me hizo falta el futbolista de ellos y yo al levantarme me lo encontré a centímetros, muy cerca, muy cerca. No sé si por instinto, pero hice el gesto que hice aunque no me dio tiempo a pensarlo. Luego lo vi en la tele del vestuario y me sorprendí yo mismo".

Todo el mundo coincide en que una expulsión tal y como estaba el partido fue fatal para el Sevilla, pero Maresca no comparte que se le culpe directamente de la derrota. "Yo me siento responsable porque soy uno más de la plantilla, pero de ahí a decir que se perdió el partido por mi culpa, como he escuchado… Se perdió el partido también por mi culpa, pero el equipo no estaba haciendo un buen partido y el Atlético mereció ganar desde el principio", recordó, lamentando también el momento en el que le va a tocar quedarse fuera del equipo -"me dicen que me pueden caer dos partidos y yo espero que no más"-, precisamente en una fase de la temporada en la que estaba en un buen tono. Y por ahí empezó a hilarse el manifiesto de inconformismo del italiano, que, para empezar, se sorprendió al no ser titular ante el Atlético. "Yo no lo entendí, en el sentido que creía y esperaba que iba a jugar. Lo que pasa es que hay un entrenador que decide. El caso es que cuando juegas y lo haces mal tampoco te puedes quejar ni pedir jugar los siguientes partidos. En este caso yo jugué y lo hice bastante bien pero parece que hay veces que no basta con hacerlo bien, que aunque lo hagas bien hay otro futbolista que es el que juega", dejó caer un Maresca que iba profundizando en su reflexión. "Hay veces que un futbolista piensa: si ahora que estoy bien no juego, ¿cuándo jugaré? Yo esperaba jugar porque venía haciéndolo muy bien. Es verdad que otras veces me quedé fuera y el equipo jugó bien, pero ahora hemos perdido y puede que la gente se dé cuenta de que yo no estaba", añadió.

Seguidamente, no tuvo problemas para añorar las rotaciones de Juande. "Los futbolistas siempre queremos jugar, pero a veces nos damos cuenta cuando no estamos bien y vemos que es mejor que juegue otro, aunque nos gustaría estar siempre. Sabemos que hay momentos en que otro futbolista está mejor que tú, pero cuando tú te ves mejor que otro y no juegas, esto sí te duele. Una de las claves del éxito de estos años ha sido el hecho de tener a todo el mundo metido en el tema. Pero ahora que no jugamos Champions ni Copa es un poco más complicado. Hay un partido cada siete días y ya es difícil. Lo que pasa es que… no sé… -dudó-, yo estoy convencido de una cosa y es que la clave del éxito de estos años han sido las rotaciones", repitió sin dar la temporada por zanjada. Maresca ve la Champions aún factible: "Perdimos una ocasión grande, pero faltan nueve partidos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios