Una roja lastra al Écija, pero puntúa

Molero, meta astigitano, caza con las manos un balón aéreo. Molero, meta astigitano, caza con las manos un balón aéreo.

Molero, meta astigitano, caza con las manos un balón aéreo. / ud melilla

Justo empate el que sumó el Écija en el Álvarez Claros, donde hubo una parte para cada equipo, una primera para el conjunto sevillano, que pudo sentenciar el choque, y un segundo tiempo, con la expulsión de Luís Martínez y el gol de Richi en la misma jugada, que fue para el Melilla.

El choque comenzó mal para el equipo local, puesto que el Écija daba el primer golpe sobre la mesa. Un robo tras una pérdida local permitió que Moyita se plantara solo ante Tanis, al que batió con un buen disparo.

El conjunto sevillano se replegaba atrás y el conjunto del Melilla empezó a dominar terrritorialmente el juego, pero sin acercarse a la meta del Écija: sólo en balones parados y en córners. Pronto empezarían a caer las tarjetas amarillas, antes del minuto 30 ya la habían visto tres jugadores del conjunto melillense, por lo que se veía un juego trabado de los locales, ante el buen hacer de los visitantes. Cerca del final de la primera parte, los visitantes tuvieron otra clara ocasión. Castro recibió un balón perfecto desde el centro del campo, se marchó solo hacia la portería del Melilla y no fue capaz de superar a Tanis en el uno contra uno.

En la segunda parte el conjunto melillense, conocedor de su situación y de tener que anotar lo antes posible, salió rápidamente en busca del gol. Los africanos seguían intentándolo, si bien es cierto que con más corazón que cabeza. Moustapha fue derribado al borde del área por Luis Martínez, lo que le costó la tarjeta roja y la expulsión. Los astigitanos se quedaban con 10 y, por si eso no fuera lo peor, en la falta lanzada Richi conseguía con un gran disparo, marcar para su equipo.

Se ponía el partido de cara para el Melilla, que tenía por delante 30 minutos para intentar marcar un gol. Sin embargo, el luminoso no volvió a variar pese a las intentonas locales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios