Deportes

Y al sexto partido, Xavi Hernández resucitó

  • El mejor jugador de la Eurocopa de 2008 y símbolo del juego de España, mostró en la final de Kiev su mejor versión y su combinación con Jordi Alba unió pasado, presente y futuro de una selección que hizo historia.

Comentarios 2

Y al sexto partido apareció. Xavi Hernández, el mejor jugador de la Eurocopa de 2008 y símbolo del juego de España, mostró en la final de Kiev su mejor versión y su combinación con Jordi Alba unió pasado, presente y futuro de una selección que hizo historia al hilar su tercer gran título seguido. "Me siento bien, partícipe de todas las victorias. Me hubiera gustado ser más trascendente en todos los partidos. Voy a intentar hacer un gran partido y que el equipo gane, que es mi prioridad", dijo Xavi, de 32 años, en la previa del duelo ante Italia.

Los primeros 15 minutos de juego, culminados con el gol de David Silva, fueron los mejores de España en todo el campeonato. Y tuvieron a Xavi como motor. Quería hacer un gran partido y lo hizo, espoleado por su discreto rendimiento en los cinco partidos previos y quizás también porque el italiano Andrea Pirlo fuera considerado hasta este domingo el mejor centrocampista del campeonato.

Xavi fue amo y señor de la pelota y marcó el ritmo del encuentro secundado por Andrés Iniesta y Silva, que anotó el primer tanto y se olvidó ya definitivamente de que fue la víctima de la derrota inicial ante Suiza en el Mundial de Sudáfrica. Silva es el único jugador del once español que no pertenece al Barcelona ni al Real Madrid. Esta semana se anunció que Alba, de 23 años y gran revelación de la Eurocopa, jugará en el conjunto azulgrana con Xavi, Sergio Busquets, Iniesta, Gerard Piqué y Cesc Fábregas. Los aficionados del Barcelona ya se frotan las manos al ver la conexión que puede haber entre los centrocampistas y el lateral/extremo. En el minuto 41, Alba pasó a Xavi, que aguantó, esperó la carrera del zurdo y le puso la pelota para que Alba definiera ante Gianluigi Buffon como el delantero que fue.

El Barcelona pagó al Valencia 14 millones de euros por un jugador formado en las categorías inferiores del club azulgrana. Aunque siempre jugó como extremo, Unai Emery, ex técnico del Valencia, comenzó a utilizarlo hace dos temporadas como lateral zurdo y el jugador aprendió rápidamente el oficio de defender, combinándolo con el de atacar, como bien pudo comprobar Buffon.

Vicente del Bosque, seleccionador español, encontró en él al perfecto sustituto del veterano Joan Capdevila, titular del equipo que ganó la Eurocopa de 2008 y el Mundial. "Estamos encantados con él, en una posición que habíamos tenido un jugador de un enorme rendimiento como Capdevila, y hemos encontrado un sustituto que no es fácil encontrarlo en un puesto tan específico", celebró el técnico tras la semifinal contra Portugal. Con el 2-0 en el marcador e Italia rendida tras quedarse con diez hombres por la lesión de Thiago Motta, Xavi ya se dedicó a disfrutar. Dio una nueva asistencia para que Fernando Torres hiciera el tercero y participó también en el cuarto, el de Juan Mata.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios