Un siglo después, otra vez Kinké en el Mercantil

  • El Sevilla recuerda su primer campo oficial con una exposición que resalta los años de 1913 a 1918.

Comentarios 1

León, Spencer, Brand, Kinké y Escobar. Esta delantera fue conocida como la línea del miedo e impuso su hegemonía en el fútbol andaluz entre 1910 y 1920. Todos ellos jugaron en el Campo del Mercantil durante un prolífico lustro, entre 1913 y 1918, y el Sevilla, siempre atento a su historia, ha querido recordar su primer campo oficial con una exposición que permanecerá abierta hasta el 10 de mayo, en la sede del Círculo Mercantil e Industrial. Este jueves se inauguró en la calle Sierpes, frente por frente a la casa donde radicó la primera oficina del club, antes de las de la calle San Miguel y Harinas, según recordaba Domingo Muñoz González, socio número 3 invitado al acto.

Parte del sevillismo más acendrado fue testigo del pistoletazo de salida a la exposición. Se cumple un siglo del primer partido disputado en este terreno de juego, que estuvo ubicado entre la Estación de Cádiz y el Prado de San Sebastián, y el Mercantil abrió sus puertas a tal evento orgulloso. "Esta historia es un ejemplo de suma de voluntades y lucha por un objetivo. Don José Luis Gallegos, en el discurso fundacional, marcó la filosofía del club al afirmar que 'todos los hombres de cualquier nivel social, ideas religiosas o políticas tendrán aquí cabida'. Hoy día el Cículo Mercantil e Industrial lleva a gala la cooperación y la apertura a todas las personas", dijo Práxedes Sánchez, presidente del club social.

José María del Nido recordó cómo la prensa de la época resaltó la inauguración, el 1 de enero de 1913, del campo donde el Sevilla comenzó a forjar su leyenda. "Se llamó así porque estaba situado justo detrás de la caseta de Feria -la del Prado, lógicamente- del Círculo Mercantil e Industrial". Los presidentes de la Federación Andaluza y Sevillana, Eduardo Herrera y Pedro Borrás, los ex consejeros José Manuel Gamboa, Estanislao Asián, José Gandul, Enrique Cruz, Pepe Castilo o Santiago Balbontín; los veteranos Manolo Cardo, Liz II y Oliveros, los socios número 1 y 3, Antonio García Guzmán y Domingo Muñoz González, entre otras personalidades, disfrutaron de un acto que contó con una ficción de un redivivo Kinké que se sorprendió de todo lo conseguido por el Sevilla en ese siglo de vida.

Preciosas camisetas de época, una de ellas adquiridas al Sunderland inglés, copas de Andalucía, botas de duro cuero y balones de cordelillo, la maqueta del campo, reseñas y fotos de prensa jalonan una exposición con la que el Sevilla vuelve a recordar su historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios