Las superestrellas y... Luka Doncic

Doncic trata de superar la presión de Zizic, pívot del Darussafaka. Doncic trata de superar la presión de Zizic, pívot del Darussafaka.

Doncic trata de superar la presión de Zizic, pívot del Darussafaka. / juanjo martín / efe

La Final Four de la Euroliga reúne a muchos de los mejores jugadores que están en Europa como Llull y Ayón (Real Madrid), De Colo y Teodosic (CSKA), Spanoulis y Printezis (Olympiacos) y Vesely y Udoh (Fenerbahçe) entre ellos, además del joven Luka Doncic. Todos los citados están entre los mejores, aunque también podrían figurar otros nombres como Randolph, Bogdan Bogdanovic, Khryapa o Papanikolaou. Todos experimentados en grandes citas salvo el joven base del Real Madrid, que se estrena en una Final Four a sus 18 años.

doncic

Clase, versatilidad, juego, tiro, rebote, defensa. Hace todo y todo bien. Acaba de cumplir 18 años y su capacidad de mejora es ilimitada. Que sea ya un jugador capaz de influir en el juego a estos niveles es increíble y él lo hace con una naturalidad pasmosa. Pocas veces se le nota que todavía está en edad júnior. Puede jugar en todas las posiciones y en todas cumple con nota. Está fuera de cualquier registro. La Euroliga lo reconoció como el mejor joven de esta campaña, por delante del pívot del Darussafaka Ante Zizic, (20 años), que jugará la próxima temporada en los Celtics, y Marko Guduric (22 años), escolta serbio del Estrella Roja.

De colo

Una pieza fundamental en el CSKA. Segundo máximo anotador y segundo más valorado en la fase regular, el francés es, junto a Teodosic, el motor de su equipo. Ambos forman una pareja letal en el perímetro ruso. También sabe generar juego para los hombres altos.

spanoulis

Talento en estado puro. Es el corazón, el alma y el líder del Olympiacos. Experiencia, calidad, tiro, perseverancia... Aunque las cosas salgan mal no se va nunca del todo del partido y siempre vuelve para en el momento decisivo definir.

udoh

El mejor reboteador de la Euroliga. Rocoso bajo los aros y todo un seguro para el Fenerbahçe en la pintura. También es el mejor taponador, con lo que su intimidación en defensa es máxima. En ataque es limitado, pero sabe jugar bien cerca del aro y ahí es complicado pararle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios