¿El último mes tras cuatro años?

  • A Satoransky, a quien le queda una campaña de contrato, le salen novias en Europa y en los Wizards, franquicia que adquirió sus derechos, desean volver a verlo 'in situ' este verano.

Comentarios 3

Tomas Satoransky ha demostrado que es un hombre con la cabeza fría, pese a sus 21 añitos. El sueño de la NBA lo seduce desde que era un niño y sabe que cada día lo tiene más cerca. Pero, ¿ha llegado la hora? De momento, tiene una temporada más de contrato con el Cajasol, que cuenta con los servicios del checo para el curso venidero, aunque deberá volver a su estatus de jugador europeo en vez de formación, debido a las protestas de la ABP. Algunos dan por hecho que el joven base cajista vive sus últimos partidos en Sevilla, que en menos de un mes, cuando concluya la fase regular a mediados de mayo, no competirá más en San Pablo con la camiseta de los hispalenses.

Pero está por ver. Quizás haga caso Satoransky a los consejos de Aíto García Reneses, quien le ha recomendado que continúe su carrera en España una temporada más antes de dar el gran salto a Estados Unidos, pues, como consideran muchos, todavía está muy verde para desenvolverse con éxito en la mejor liga del mundo. Cuenta con la baza la entidad sevillana de la cláusula de rescisión en el contrato del centroeuropeo, que si decide poner rumbo a Washington el ejercicio venidero deberá abonar una cantidad jugosa para las arcas del Cajasol, club en el que se ha formado las últimas cuatro temporadas, desde que arribó con 17 años junto a Joan Sastre. Ernie Grunfeld, mánager general de los Wizards, comentó hace unas horas que "espero tener a Satoransky de vuelta para las ligas de verano y luego tomaremos la decisión que sea oportuna sobre él".

No obstante, parece evidente que el joven checo no se pegará el tute tremendo del pasado año, cuando hizo miles de kilómetros en Estados Unidos probando en entrenamientos y en distintas summer leagues, si bien fue en 2012 cuando se presentó en el draft y el esfuerzo merecía mucho más la pena que ahora, cuando sus derechos ya pertenecen a la franquicia de Washington. Además, hay otro punto en contra para que el base esté parte de junio y julio entero trabajando duro en canchas estadounidenses. Satoransky estará sin duda alguna entre los 12 elegidos por el seleccionador para formar parte del equipo nacional checo en el próximo Eurobásket de Eslovenia, que se celebrará en septiembre. Por tanto, desde finales de julio deberá entrenar con el resto de sus compañeros para preparar la cita en la que se cruzará en la fase de grupos con España.

Hay otra alternativa para Satoransky que no pasa por Sevilla ni por la NBA, como paso previo también para jugar en el futuro en los Wizards: se trata de ir a un conjunto de la Euroliga -se habla del Caja Laboral, quizás del Unicaja...-. Pero en dicho caso no existe la cláusula de salida, sino que el club pretendiente debe negociar con el Cajasol el fichaje del checo. Además, la ventaja de permanecer en Sevilla para Satoransky es que aquí tiene garantizado el papel de base titular, del que ha disfrutado por primera vez esta campaña, mientras que en otro equipo participará mucho menos. Queda mucho verano por delante para él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios