BALONCESTO l Cajasol

Tanto va el cántaro a la fuente...

  • El Cajasol, mediocre los últimos años, sigue obstinado en bordear el descenso

Comentarios 5

Pregunta: ¿Desde cuándo no juega la fase por el título el Cajasol/Caja San Fernando? Respuesta: Desde la segunda temporada de Javier Imbroda en Sevilla, campaña 99-00. Va camino de los diez años y quizás la efeméride de la década no llegue a cumplirse en la ACB, sino en la LEB Oro. El club hispalense -mal planificado, mal gestionado, mal entrenado o mal jugado...- se ha movido desde la indiferencia de los puestos templados al desasosiego de pelear por la permanencia. La tendencia es de más a menos, con todo tipo de entrenadores, jugadores y directivos al frente de un proyecto que no sólo no termina de funcionar sino que se va desinflando con el tiempo.

La situación es dramática, quizás más que nunca a pesar de que hace dos campañas sudaron sangre los cajistas para salvarse en la penúltima jornada de la fase regular. Es cierto que hay un numeroso puñado de implicados en pos de la salvación, pero el Cajasol se ha encargado durante el curso de no ganarle los dos partidos a ninguno -ya sólo puede hacerlo con el Polaris World si vence el domingo en Murcia y, lógicamente, al Grupo Begar, al que derrotó dos veces, no se le incluye ya como rival directo- y las consecuencias se ven ahora.

Se lleva los empates directos con Estudiantes, Grupo Capitol y posiblemente Manresa -igualado en la diferencia de puntos en el average particular, pero favorable, por el momento, a los hispalenses-, pero perdió los dos con ViveMenorca y Fuenlabrada, que nunca pueden estar en los empates con los cajistas para no salir perjudicados y con rumbo a la LEB.

Pero esto ya se viene avisando desde hace varios años, campañas mediocres se coja por donde se coja. Desde la época de Imbroda, tres participaciones en Copas del Rey y párese de contar. El curso pasado, con Comas, primero, y Moncho López, después, el Caja fue decimotercero, con diferencia de dos triunfos respecto al penúltimo, el Etosa alicantino.

Dos fue también la distancia en victorias respecto al decimoséptimo en la anterior campaña, en la que se repartieron el banquillo Fijo y Comas. Bajó Manresa con 12, por 14 de los hispalenses. Muchos menos apuros hubo en la 04-05, con Perasovic y Quintana con la batuta directora. El Cajasol fue el primero del furgón de cola, terminando décimo con 14 victorias, a 5 del Unelco tinerfeño, equipo que descendió, pero a otras tantas del play off. Duodécimo y a dos triunfos del penúltimo acabó en la 03-04 con Aranzana de técnico. Acumuló 15 éxitos por 13 del Fuenlabrada, que cayó a la LEB. En la misma posición, pero mucho más cerca de la fase por el título concluyó el primer año del vallisoletano, con 16 victorias, a 2 de los ocho mejores y a 8 del Cáceres, segundo por la cola.

Y, hoy día, con el proyecto Cajasol en marcha, más de 9 millones de presupuesto y jugadores de primer nivel, por nombre, el equipo es antepenúltimo y está arrimadísimo al descenso, pues Estudiantes se halla a un triunfo. Los averages particulares son nefastos y el calendario torna temible en las cinco últimas fechas. La directiva tendrá que hacer que la plantilla salve la nave y luego tomar cartas en el espinoso asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios