La victoria como rutina

  • Los de Ramón Tejada vencen sin apuros al Granada 74 tras un buen primer tiempo y se consolidan en el liderato

El Sevilla mantiene su espíritu ganador con otro triunfo cómodo ante un Granada 74 que nada pudo hacer para luchar contra la eficiencia del líder del grupo cuarto de la División de Honor.

Con prácticamente el mismo equipo que la semana pasada, el cuadro de Ramón Tejada pasó por encima de su adversario imponiendo un ritmo superior desde el comienzo del choque, apostando por la velocidad de sus puntas y la fortaleza de su centro del campo, en el que faltaba el habitual Salva. El problema para el Granada 74 comenzó cuando en el primer minuto del encuentro se adelantó el cuadro local gracias a un remate no intencionado de Lastra hacia su propia portería.

Las condiciones del arranque marcaron el devenir del choque, con un Sevilla que maneja a la perfección los encuentros cuando el marcador está a favor. Además, antes del descanso, Luis Alberto haría el segundo ante la impotencia de un rival que ya apostaba por no recibir una goleada en lugar de aventurarse hacia una misión cercana a lo imposible.

La segunda mitad sólo aportó para el recuerdo el tanto de Mario y el correspondiente gol con el que el Granada 74 maquilló su derrota en un partido que ya tenía dueño desde mucho antes, cuando el Sevilla mostró sus credenciales y avisó al contrario de que no era el día para esperar regalos milagrosos. El liderato es la carta de presentación de un equipo muy hecho y dispuesto a sentenciar el campeonato antes de que cualquier otro se decida a ofrecer su candidatura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios