Una nueva revolución

  • El club verdiblanco se encuentra por tercer verano consecutivo en un proceso de cambio de la plantilla

  • Serra ha realizado ya seis fichajes y catorce jugadores han dejado la entidad

Lorenzo Serra Ferrer y Quique Setién dialogan durante la visita de la pasada semana del vicperesidente deportivo a Montecastillo. Lorenzo Serra Ferrer y Quique Setién dialogan durante la visita de la pasada semana del vicperesidente deportivo a Montecastillo.

Lorenzo Serra Ferrer y Quique Setién dialogan durante la visita de la pasada semana del vicperesidente deportivo a Montecastillo. / josé contreras

Las palabras se las lleva el viento y así se comprueba un verano más en el Betis. Pese a que los dirigentes apuntaron antes de finalizar la pasada campaña que este año apenas se retocaría la plantilla, la realidad está siendo bien diferente y Lorenzo Serra Ferrer continúa con su revolución de la misma, otra más que sumar a las de los últimos años. A las seis incorporaciones ya realizadas -Barragán, Amat, Guardado, Camarasa, Tello y Sergio León- se esperan que se agreguen al menos cuatro más; a la vez el club verdiblanco ya se ha desprendido de 13 jugadores, aunque la puerta de salida está abierta para varios más.

"Este año será el bueno", han afirmado los dirigentes, tanto el presidente, Ángel Haro, como el vicepresidente, José Miguel López Catalán, convencidos de que el trabajo de Serra Ferrer dará sus frutos. Atrás quedaron los proyectos fallidos que iniciaron tanto Eduardo Maciá, quien realizó hasta doce fichajes durante su etapa como director deportivo, como Miguel Torrecilla, quien superó los registros de su antecesor y transformó por completo la plantilla con hasta 13 incorporaciones y 18 salidas.

El RC Estrasburgo pretende a Jonas y quiere una cesión con opción de compra

Apenas un año más tarde, y pese a lo anunciado desde el club, la llegada de Serra Ferrer ha traído aparejada un nueva revolución. Antes del inicio de la pretemporada, el balear, que ya se encontró cerrado el fichaje de Sergio León con un coste de 3,5 millones de euros, aceleró para poner a disposición de Quique Setién, otra cara nueva del proyecto, a cinco jugadores más, aunque el mexicano Andrés Guardado, debido a su participación en la Copa Confederaciones, todavía no se ha incorporado.

No sólo en el capítulo de entradas se ha movido Serra Ferrer. Nada más terminar la pasada campaña, el balear ya comunicó a Manu Herrera, Álex Martínez, Donk, Rubén Pardo y Cejudo, que acababan su vinculación con la entidad verdiblanca, que no continuarían. Luego llegarían los traspasos de Petros, que puso rumbo al Sao Paulo, Bruno, vendido al Getafe, Dani Ceballos, que acabó siendo firmado por el Real Madrid, y las cesiones de Rubén Castro, con destino en el Guizhou Zhicheng de la Superliga china, y Álex Alegría, que fue prestado al Levante dentro de la operación para contratar a Camarasa. A estas salidas se suman el traspaso de Piccini al Sporting de Portugal, cerrado antes del regreso de Serra, y las ventas de Portillo y Dani Pacheco al Getafe, ya pactadas desde el pasado año en caso de ascenso a Primera del conjunto madrileño.

A estas salidas ya confirmadas se pueden unir más en las próximas semanas. Si con Digard y Zozulya la fórmula más factible parece una rescisión, aunque el club verdiblanco estaría abierto a una cesión, los nombres de Mandi, Jonas Martin y Nahuel también están sobre la mesa.

Por el defensa francés con pasaporte argelino han llegado varias propuestas, la más interesante del Stade Rennais galo. El Betis intenta apretar para intentar recuperar los casi tres millones de euros invertidos el pasado año, aunque tampoco se descarta una cesión que pudiera generar un futuro ingreso.

En una situación parecida se encuentra Jonas Martin. Aunque Setién está satisfecho con su actitud en esta pretemporada, en el club no se descarta su salida. Al interés del Bursaspor o del Angers se ha sumado en las últimas horas el del Estrasburgo, según informó ayer L'Equipe, que indicaba que el equipo francés habría presentado una propuesta para una cesión con opción de compra. Eso sí, ningún club por el momento se ha acercado a los 2,6 millones de euros que se pagaron el pasado verano al Montpellier, de ahí que el Betis todavía no haya cedido a la salida del francés, aunque cada vez esté más claro que su futuro estará lejos de Heliópolis.

El caso de Nahuel es distinto. El Betis intentó finiquitar el año de cesión que le queda al jugador del Villarreal, pero esa operación no fue factible sin coste económico, de ahí que el hispano-argentino comenzase la pretemporada, a la espera de que se le pueda abrir una salida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios