La revolución del Martes Santo

  • Las ocho hermandades elaboran un plan por el que invierten el sentido de la carrera oficial a modo de experimento por un año

El cortejo de la cofradía de los Estudiantes una tarde de Martes Santo. El cortejo de la cofradía de los Estudiantes una tarde de Martes Santo.

El cortejo de la cofradía de los Estudiantes una tarde de Martes Santo. / m. g.

Una revolución. Las hermandades del Martes Santo han entregado un plan al Consejo de Cofradías para solucionar los problemas de horarios e itinerarios que tienen desde hace años. Tras muchos estudios y análisis pormenorizados, las ocho corporaciones han llegado a la conclusión de que la mejor manera de arreglar el día es invertir la carrera oficial, es decir, empezarla en la Puerta de los Palos y terminarla en la Campana. La propuesta fue entregada a la junta superior del Consejo de Cofradías el día de la asamblea general, a principios de julio, y hace unos días fue ampliada con los horarios y recorridos definitivos. Según ha podido saber este periódico, la junta de sección de penitencia la analizará en profundidad en su primera reunión de septiembre.

Además de invertir la carrera oficial, la propuesta unánime de las hermandades del Martes Santo conlleva un adelanto de la jornada para repartir mejor los tiempos y cambios de puestos en la nómina. Según El Foro Cofrade, el orden planteado por las hermandades sería: el Cerro, San Benito, los Estudiantes, San Esteban, Santa Cruz, la Candelaria, los Javieres y la Bofetá.

Al iniciarse la carrera oficial en la Puerta de los Palos, la Hermandad del Cerro podría salir más tarde de su parroquia y llegar con más holgura al centro. Hay que tener en cuenta que esta hermandad incorporará el próximo año o el siguiente el tercer paso, por lo que el adelanto del inicio de la jornada también servirá para su encaje en el día. Los minutos que se ganarían se repartirían entre las hermandades con más necesidades de tiempo. Las cofradías, tras hacer la estación de penitencia, saldrían por la Puerta de San Miguel para recorrer la Avenida de la Constitución, la Plaza de San Francisco, la calle Sierpes y llegar a la Campana.

La modificación sustancial de la jornada también eliminaría dos de sus problemas más importantes. El nudo de la Alfalfa, que presenta ahora importantes problemas de aglomeración con la ida de la Candelaria hacia la Campana, y el regreso de los Javieres, San Esteban y San Benito, además de Santa Cruz, que se incorpora tras San Esteban buscando el Salvador. Las entradas a deshoras también quedarían solucionadas. Tanto la Candelaria como la Bofetá entrarían bastante antes. En este sentido, que la dos últimas sean los Javieres y la Bofetá es por la cercanía de sus sedes canónicas a la Campana. Según los cálculos, el palio del Dulce Nombre se recogería unas dos horas antes.

Las hermandades apuestan por esta reestructuración a modo de prueba para un año y creen que es la mejor solución porque no requiere ningún cambio en la carrera oficial.

Tras muchos años de propuestas de cambio que no han pasado del papel, los ocho hermanos mayores se han puesto de acuerdo tras dos años de intenso trabajo y reuniones. Ahora sólo resta que el Consejo de Cofradías respalde el plan para que se lleve a efecto el próximo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios