Berizzo y el dominio de la pelota como clave

  • El técnico argentino considera que la presión adelantada en el centro del campo será la clave para decantar a favor del Sevilla el primer partido contra el Basaksehir

Berizzo, esta mañana antes de volar hacia Estambul. Berizzo, esta mañana antes de volar hacia Estambul.

Berizzo, esta mañana antes de volar hacia Estambul. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 1

Después de superar un atasco monumental en las entradas y salidas de Estambul, tal y como es habitual en esta megápolis, Eduardo Berizzo comparecía en la sala de prensa del funcional estadio del Basaksehir con un gesto serio y también con la ilusión reflejada en su rostro. Es su primera prueba de fuegocomo entrenador del Sevilla y el argentino no esconde la trascendencia del compromiso.

“Se percibe la ilusión en la calle misma, con toda la gente que intercambias una palabra te hace saber de la trascendencia de esta eliminatoria. Está claro que hay una ilusión grande puesta en la Champions. El Sevilla es un equipo que ha impuesto una historia en los últimos años y nosotros evidentemente queremos revalidarla”, apunta Berizzo cuando era cuestionado sobre el cosquilleo que puede originar la presión de disputar un partido trascendental. A continuación el técnico añadía un nuevo matiz valorando la importancia del rival que estará enfrente: “Jugamos una eliminatoria complicada, con la idea de superar un cruce que será difícil y tenemos que también valorar que la vuelta será en casa, pues todo se va a cerrar en el Sánchez-Pizjuán”.

La primera pregunta para el máximo responsable técnico de este Sevilla giraba en torno al estudio de este Basaksehir que puede ser un equipo prácticamente desconocido para el gran público. Lógicamente, en Berizzo surge la vena profesional y el técnico apuntaba su visión: “Hemos analizado muy bien a nuestro rival, conocemos su importancia, también sabemos de la trascendencia del partido y estamos preparados para mañana”, razonaba en un primer planteamiento bastante breve.

Un periodista turco lo cuestiona entonces sobre la ayuda que pueda tener por parte de Simon Kjaer para conocer mejor al Basaksehir después de la experiencia del danés en la liga turca con el Fenerbahçe, uno de los equipos perjudicados por la segunda posición del rival sevillista de hoy. “Claro que he conversado con Simon sobre nuestro rival, también lo hemos observado mucho en la temporada pasada y en la previa de esta eliminatoria en los dos partidos que jugaron contra el Brujas. Tienen jugadores de buen pie, también hombres con bastante experiencia y será un gran reto superarlos, pues está claro que nos lo van a poner complicado. Venimos con el deseo y la ilusión puesta en meternos en una gran competición como es la Champions”. Ése era el balance del técnico nervionense sobre la visión global del cuadro turco.

Berizzo sí sorprendió, sin embargo, cuando no tuvo ni el menor problema para ofrecer una disertación futbolística sobre lo que él estima que será uno de los aspectos fundamental para el desarrollo del primer encuentro contra el Basaksehir. “Una de las claves será la presión ajustada sobre su medio de campo, es muy móvil y también con muy bien pie para tratar la pelota. Usan un sistema muy definido de juego, sus bandas son peligrosas por sus llegadas hasta el gol y, además, su atacante es bueno por arriba. Será fundamental imponer nuestro dominio del balón, necesitamos el balón y por eso le digo que la presión en el campo del rival va a ser una de las claves del partido”, razonaba el entrenador argentino en una explicación pulcra y puramente futbolística no demasiado habitual en otros entrenadores con discursos más floreados.

Para concluir su corta intervención ante los medios de comunicación, de apenas cinco preguntas recibidas, Berizzo también fue cuestionado por el estado físico de un hombre que parece fundamental en este arranque de curso. Se trata de su compatriota Correa, que tuvo que marcharse lesionado en la primera parte contra la Roma y por extensión también se le inquiría sobre si el once que jugó ese último amistoso podría ser considerado como la base para la confección de la alineación inicial. Lógicamente, el técnico no adelantó el equipo inicial, pero tampoco se fue por las ramas para hablar de las opciones existente. “Todos los futbolistas que han venido hasta aquí están muy bien en el aspecto físico, incluido Correa. Definiremos el equipo mañana a la mañana y lo haremos siempre pensando en desarrollar nuestra idea del fútbol, sobre esa base. El nombre propio de los futbolsitas siempre está supeditado a la idea de juego que queremos imponer y ésa es la verdadera fuerza del equipo”, concluyó Berizzo en su primera rueda de prensa previa a un partido de la Liga de Campeones, aunque aún sea en su eliminatoria previa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios