sevilla f.c.

Hora de mirar el calendario

  • El Sevilla afronta siete partidos, la mayoría al máximo nivel, en 22 días de locura mientras sus rivales por la Liga Europa tienen semanas limpias y menos exigencia

Foto: Inma Flores Foto: Inma Flores

Foto: Inma Flores

Comentarios 1

Tres días ha dado de descanso Vincenzo Montella a sus jugadores antes del regreso a los entrenamientos tras la derrota en Butarque. Tiene su lógica, por mucho que parezca excesivo un asueto tan largo en plena competición. Ahora llega el último parón del curso por las jornadas de internacionales amistosos y luego... la vorágine. El Sevilla empezará tras la obligada parada un periodo preñadísimo de partidos. Nada menos que siete encuentros en 22 días, los que van del Sábado Santo al sábado de Feria. Abre y cierra este periodo de competición sin solución de continuidad con el Barcelona, en el Ramón Sánchez-Pizjuán el último día penitencial y en el Wanda Metropolitano el último día de farolillos, en la final de la Copa del Rey. Entre el 31 de marzo y el 21 de abril el equipo de Vincenzo Montella se va a jugar la temporada, con mayoría de citas de primerísimo nivel. Mientras tanto, sus rivales directos por la Liga Europa juegan cuatro o cinco partidos, con semanas limpias.

Mirar el calendario del Sevilla puede llevar al aficionado nervionense a una doble sensación de orgullo y de inquietud. El margen para la lucha por estar en Europa la próxima temporada, descartada ya la Liga de Campeones al haberse ido hasta los 14 puntos de distancia el Valencia, se ha apretado de forma inesperada. En sólo cuatro puntos están el Villarreal (47), el Sevilla (45), el Girona y el Betis (43). Y los de Montella tienen que afrontar la final de la Copa y los cuartos de final de la Champions ante el Bayern Múnich al tiempo que no pueden dejar escapar más puntos si quieren garantizarse estar en Europa la próxima temporada por el camino más fácil, la Liga. También lo podrían lograr si ganasen la final al Barça, claro, pero no se sabe bien qué será más difícil.

Calendario de final de temporada. Calendario de final de temporada.

Calendario de final de temporada.

De aquí al final de la presente temporada, en dos meses prácticamente, el Sevilla jugará un mínimo de doce partidos, por los nueve que afrontan sus rivales directos. En este primer tramo duro de competición tras el parón, el equipo nervionense recibe al Barça el Sábado Santo, al Bayern Múnich el martes siguiente, va a Balaídos y visita el Allianz Arena y, muy posiblemente el sábado de preferia, el de la prueba del alumbrao, afronta su primer duelo con un rival directo en Nervión, ante el Villarreal. Posteriormente, el martes de Feria jugará en Riazor y el sábado de Feria, la final de la Copa .

En ese mismo periodo, el Villarreal juega cuatro partidos: visita al Málaga, recibe al Athletic, visita al Sevilla y recibe al Leganés antes de aplazar el partido en el Camp Nou correspondiente a la jornada 34, al igual que sucede con el Sevilla-Real Madrid. Ambos encuentros, afectados por la final de la Copa, se jugarán el miércoles 9 de mayo. Girona y Betis sí juegan las cinco jornadas entre la 30 y la 35. A saber, el equipo de Pablo Machín recibe al Levante, visita a la Real, recibe al Betis, visita al Alavés y recibe al Espanyol. Mientras que el de Quique Setién va a Getafe, recibe al Eibar, visita al Girona, recibe a Las Palmas y juega en el Wanda.

No son calendarios excesivamente duros los de los rivales directos del Sevilla, porque varios de sus contrincantes podrían tener ya poco que decir a estas alturas de campeonato. Incluso el Villarreal podría visitar el Camp Nou con el título de Liga ya resuelto, a falta de las dos últimas jornadas, aunque lo mismo le pasaría al Sevilla ante el Real Madrid.

Después de ese tramo duro, el calendario de los sevillistas se alivia un poco y retoma la Liga con un partido por semana, salvo en ese aplazado del miércoles 9 de mayo, antes del derbi en Heliópolis. Claro que también existe la posibilidad de que la competición dé una vuelta más de tuerca a las pulsaciones y las exigencias: si el Sevilla lograse eliminar al Bayern, una quimera, jugaría las semifinales de la Champions justo después de la final de la Copa, pues la ida será el 24-25 de abril. Ahora mismo se antoja como un imposible y, desde luego, si se diera, muchos sevillistas incluso desecharían desde ya cualquier compromiso liguero... Lo que es obvio es que, un año más, el sevillista tiene aseguradas las emociones fuertes en esta recién estrenada primavera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios