Liga 1 2 3

Un punto para cerrar una brillante primera vuelta (1-1)

  • Un eléctrico Sevilla Atlético vuelve de Vallecas con un empate ante el Rayo. Ivi adelantó a los nervionenses en el minuto dos tras un fallo local.

Un lance del partido del Sevilla Atlético con el Rayo. Un lance del partido del Sevilla Atlético con el Rayo.

Un lance del partido del Sevilla Atlético con el Rayo. / SFC

Prácticamente cualquiera de los componentes del vestuario, incluso de los aficionados del Sevilla, hubiera firmado que el filial terminara la primera vuelta con 31 puntos en Segunda, un bagaje excepcional para cualquier equipo, máxime si el que lo firma es uno de los que debuta en la categoría. Siempre fiel a sus principios y a su idea de juego, el equipo de Diego Martínez termina esta primera parte de campeonato con un excepcional sabor de boca y consigue romper la dinámica negativa de dos derrotas consecutivas lejos del Ramón Sánchez-Pizjuán.

La intensidad es una de las claves de este Sevilla Atlético. Así ha sumado muchos puntos y Vallecas sufrió la electricidad de un equipo que planteó un partido con un esquema diferente, con tres centrales y con David Carmona y Matos como carrilleros para tener una mayor presencia tanto defensiva como ofensiva.

Con esa idea salió el cuadro hispalense al césped y pronto obtuvo resultado gracias a Ivi, quien volvía a ocupar la posición de nueve. El madrileño consiguió robar un balón cerca del área tras un fallo garrafal en el pase de Quini y se plantó delante de Cazzaniga, a quien batió para poner por delante a los visitantes cuando prácticamente el partido se desperezaba.

El equipo madrileño había salido adormilado al césped y el Sevilla Atlético lo aprovechó con el primer gol y cerca estuvo de anotar el segundo, apenas unos minutos después, esta vez por medio de Aburjania, que regresaba al once titular. El disparo del georgiano se marchó fuera por muy poco.

El Rayo comenzó a espabilar. Era lógico, con su público a favor y la calidad de sus futbolistas, y poco a poco se fue estirando hasta comenzar a llegar con cierto peligro al área de Caro. Ebert, Javi Guerra y Embarba trataban de sorprender al meta sevillista de distintas formas, aunque siempre sin acierto.

La mejor noticia era que, pese a las intentonas vallecanas, el Sevilla Atlético parecía tener el partido dentro del orden deseado, buscando la contra para crear peligro, algo entendible con el marcador a favor desde el primer minuto. La mala nueva llegó en forma de lesión. Borja Lasso sufrió un golpe en la rodilla y tuvo que abandonar el campo antes del descanso.

En Rayo tomó el control de la pelota con mayor ahinco en la segunda mitad. El equipo madrileño está en la zona baja de la tabla y sabe que necesita sumar cuantos más puntos posibles en casa para abandonar una posición que, a la postre y con algún resbalón, puede costar algún susto mayor. De ahí sus arrebatos ofensivos ante un Sevilla Atlético bien agazapado, buscando la opción a la contra aprovechando la velocidad arriba de Pozo e Ivi. Así, y pese a que el equipo madrileño trataba de monopolizar la pelota, el cuadro franjirrojo se sentía cómodo sin ella, a la espera de tenerla y buscar el juego directo para crear peligro. Una de estas ocasiones encontró a Ivi, quien recortó a su defensor y disparó muy forzado para avisar al meta rayista.

Sin embargo, la ofensiva local tendría sus frutos. Sería en el último suspiro. Embarba lanzaba desde fuera del área, su remate rebotaba en Bernardo Cruz, y Yan Brice, cuando inicia la carrera para mandar lejos la pelota mueta en el área, sufría unas molestias musculares fruto del gran esfuerzo realizado durante los anteriores 87 minutos y no llegó a despejar. Recibió el atacante rayista la pelota y, con fortuna tras rebotar en un defensa, su disparo se coló en la meta de Caro para poner el empate.

Intentó embotellar durante el tiempo restante el equipo local al Sevilla, llevado en volandas por un público que no paró de animar durante todo el partido, aunque el cuadro hispalense supo escapar de la presión para salvar un botín menor pero que deja un buen sabor de boca y que sirve para cerrar una primera parte de la temporada redonda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios