Del gran vacío que deja Banega a la ayuda de Sarabia

  • El argentino, insustituible en su labor de director de juego, está sancionado en la ida ante el Bayern

Montella y su cuerpo técnica preparan desde ayer la histórica cita de mañana ante el Bayern Múnich sabiendo que no podrá contar con uno de sus futbolistas más en forma, el argentino Éver Banega, algo más que un director de juego y que ofreció ante el Barcelona el pasado sábado una exhibición de fútbol tanto en la distribución como a la hora de recuperar balones ante un centro del campo formado por grandes estrellas como Iniesta, Rakitic o Paulinho.

El argentino será baja por sanción en la visita de los alemanes, ya que vio en Old Trafford en los primeros minutos del duelo de vuelta ante el Manchester United una tarjeta amarilla por una falta a Alexis Sánchez que le impide jugar ante el conjunto de Jupp Heynckes el primer partido. Será una de las grandes incógnitas quién lo suplirá, ya que el elegido para ser su sustituto en el mercado de invierno, Roque Mesa, no cuenta para el napolitano y ni siquiera aparece en las convocatorias. La entrada de Pizarro y que N'Zonzi dé un paso adelante como director de orquesta es la opción más plausible, pues no parece probable que Franco Vázquez, que además acabó muy cansado el sábado, abandone su labor de bisagra como falso delantero.

Por contra, como buena noticia aparece el regreso de Sarabia, que no estaba alineable ante el Barcelona por su expulsión el día del Leganés antes del parón.

Su entrada en el once puede posibilitar que Montella vuelva a utilizar a Jesús Navas como lateral (Layún no está inscrito en Europa), aunque habrá que ver el estado físico del palaciego tras marcharse con molestias el sábado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios