Sevilla FC

El hueco de Arias y los cambios del Sevilla

  • Primeros contactos con Antonio Cordón, que encarnaría una figura distinta a la de Joaquín Caparrós, más imbricado en el club

Castro saluda a Nolito, Sandro y Pizarro ante Javi Guerrero y N'Zonzi. Castro saluda a Nolito, Sandro y Pizarro ante Javi Guerrero y N'Zonzi.

Castro saluda a Nolito, Sandro y Pizarro ante Javi Guerrero y N'Zonzi. / sfc

El Sevilla está obligado a darse prisa en reestructurar la parcela deportiva y, de hecho, se está apremiando en buscar el relevo, o los relevos, para el destituido Óscar Arias. El ya ex director deportivo continuará en sus labores de responsable de la primera plantilla, no de la planificación de la próxima temporada, y como tal acompañará hoy al equipo a Valencia seguramente, como ayer volvió a estar en el entrenamiento que dirigió Vincenzo Montella junto a José Castro. Pero el presidente ya le busca sustituto y también ayer inició las primeras gestiones, entre éstas, el primer contacto con Antonio Cordón, ex director deportivo de Villarreal y Mónaco.

Castro reconoció públicamente que Joaquín Caparrós también accederá de algún modo al club en esa reestructuración del departamento que está llevando a cabo. Ya lo dejó caer implícitamente en la rueda de prensa en la que destituyó a Óscar Arias y fue mucho más sincero en declaraciones a Onda Cero: "Joaquín Caparrós es un sevillista con mucha experiencia y mucha capacidad. Estamos hablando con él. Hemos hablado por encima, pero se trata de una persona que queremos que esté con nosotros para la próxima temporada. No como entrenador. En todo caso, hay que esperar, nosotros llevamos ya tiempo trabajando", explicó el presidente nervionense, que incidió en la necesidad de reestructurar la dirección deportiva. "Vamos a hablar con Joaquín Caparrós y él va a colaborar con nosotros. No quiero adelantar nada"

Sin embargo, su cargo no sería el de director deportivo. Una de las tareas del comité ejecutivo es encontrarle acomodo a Caparrós, como asesor deportivo o adjunto deportivo de la presidencia. Un hombre de crisis, una figura de carisma con capacidad de asesoramiento y supervisión. Para la otra función de director deportivo es para lo que ha empezado el rastreo el Sevilla, con ese primer contacto con Antonio Cordón.

El problema es que el prestigioso director técnico, que tiene muy buena relación tras sus 17 años en el Villarreal con Pablo Blanco, director de la cantera sevillista, es que tiene contrato en vigor como asesor deportivo del grupo chino Jiang Lizhang, que controla varios clubes europeos. Cordón se decidió a dejar el Mónaco después de un año en su dirección deportiva y que rescinda con los chinos será muy complicado. El Sevilla debe ofrecerle un proyecto a largo plazo con fuertes cimientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios