laliga 1,2,3 | Sevilla Atlético-Osasuna

La salvación es una quimera sin gol (0-1)

  • El Sevilla Atlético, sin puntería una vez más, cae por la mínima ante Osasuna

  • La permanencia, a nueve puntos

El Sevilla Atlético cae derrotado ante el Osasuna El Sevilla Atlético cae derrotado ante el Osasuna

El Sevilla Atlético cae derrotado ante el Osasuna / Antonio Pizarro

No pudo ser. El Sevilla Atlético, una vez más lastrado por su falta de puntería arriba, fue incapaz de sacar un resultado positivo en la visita de Osasuna a la ciudad deportiva sevillista. El equipo de Diego Martínez, que regresaba a la que fue su casa durante tres temporadas, se llevó los tres puntos gracias a buen remate de cabeza de David Rodríguez en la segunda mitad.

Lograr la salvación sin gol parece una tarea muy complicada. Prácticamente imposible salvar los nueve puntos que distan con los puestos de permanencia. Por décima vez, el Sevilla Atlético se quedó a cero y demostró tener un claro problema en los últimos metros. Ser el equipo que menos gol tiene de esta Segunda División, al menos según indican los números, cuesta puntos. Y claro, eso para un equipo que aspira a lograr la salvación es un lastre muy importante.

No será por falta de ocasiones. En el encuentro de este domingo frente al conjunto navarro, se generaron bastantes ocasiones claras. De hecho, en la primera mitad, el equipo de Luis García Tevenet fue el protagonista absoluto del partido. Juan Soriano fue un espectador más hasta bien pasado el ecuador del primer acto, en el que tuvo que detener un lanzamiento muy forzado de David Rodríguez. Hasta entonces, la pelota pertenecía al cuadro local. Guiados por un gran Lara, que cada vez toma más galones sobre el césped, el cuadro sevillista buscó la meta de Sergio Herrera en constantes ocasiones, aunque la oportunidad más clara de los locales llegó al cuarto de hora. Pozo cogió la pelota cerca de la frontal e intentó sorprender al meta forastero con un disparo con el interior. El portero repelió y al rebote no llegaron ni Borja San Emeterio ni Curro por apenas unos centímetros.

El ritmo que el Sevilla Atlético le imprimió al partido fue decreciendo con el paso de los minutos, al mismo tiempo que las fuerzas se igualaban. Pero antes de que el encuentro se fuera al descanso, Lara fue derribado con un claro pisotón que el árbitro no entendió como penalti. Un fallo más que perjudica para el historial esta temporada.

El pulso en la segunda mitad comenzó a teñirse de rojillo. De hecho, el equipo de Diego Martínez encontró una autopista por la banda izquierda sevillista. Por el lado siniestro llegaron las pelotas más peligrosas para la portería de Juan Soriano. Primero fue Xisco después de cabecear un balón que llegó desde ese lateral el que avisó nada más regresar del túnel de vestuario, mientras que unos minutos después, fue David Rodríguez quien no falló con su cabeceo en otra pelota que llegó desde la izquierda. Sólo unos segundos antes, el propio goleador rojillo estampó un balón en el larguero.

Con el 0-1 llegaron los peores minutos para el filial. Barja intentó sorprender con un disparo que se marchó alto y Xisco, otra vez con otra pelota que llegó desde el lado izqueirdo, remató de cabeza para intentar ampliar su renta en el marcador.

Buscó un revulsivo en el banquillo Tevenet y le dio la oportunidad a Marc Gual, que regresó al equipo después de siete partidos sin jugar. Pero el catalán también fue incapaz de solucionar el problema anotador del equipo. Lo intentó Curro con varios disparos, uno de ellos con un lanzamiento de falta, aunque el filial fue incapaz de lograr el tanto del empate. Murió matando, pero con balas de fogueo es difícil hacer daño.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios