Aficionados denuncian cambios en los precios de las entradas de la Feria de Córdoba

  • Ramguertauro se escuda en un error en la cartelería e insiste en que "no se ha engañado a nadie"

Nueva polémica en torno a la Feria taurina de Córdoba. Ayer los aficionados que acudieron hasta la taquilla del Coso de los Califas tuvieron que abonar un coste más elevado por las entradas al fijado en la cartelería que anunciaba las distintas corridas con motivo de la Feria de Nuestra Señora de la Salud. Según la empresa que gestiona la plaza de toros cordobesa, Ramguertauro, todo se debe a un "error" de impresión detectado el pasado martes, "que se ha intentado subsanar con una tirada de última hora de cartelería". "En las taquillas se están cobrando los precios reales porque en los carteles aparecían los precios del año pasado y no los de esta Feria. No se está engañando a nadie y no nos estamos quedando con un duro de más", aseguró el gerente, Julián Alonso.

Los aficionados, sin embargo, mostraron ayer su descontento y su indignación al percatarse de que los precios de las entradas en taquilla, que ayer se ponían por primera vez a la venta, eran más elevados de los que aparecían en la cartelería. "No puede ser que por unas entradas que estaban anunciadas a 80 euros hoy en taquilla nos pidan 100 euros por ellas", decía ayer uno de los afectados. Tal fue el alboroto que se formó a las puertas de la plaza de toros en la mañana de ayer que se tuvo que personar la Policía Nacional, que recomendó a los aficionados que interpusieran una hoja de reclamaciones para dejar constancia de lo ocurrido.

El presidente de la Federación de Consumidores (Facua), Francisco Martínez Claus, por su parte, informó ayer a El Día que Ramguertauro se puso en contacto con la asociación la semana pasada, ya que "habían detectado el error en los precios que aparecían en la cartelería y no sabían qué hacer". El presidente señaló que Facua recomendó a la empresa asumir el error haciendo una "campaña agresiva" para informar a los aficionados de lo ocurrido. Sin embargo, según dijo Martínez Claus, la empresa optó por no variar los precios que ya se habían anunciado y, por lo tanto, "asumir los perjuicios derivados del error de impresión".

Sin embargo, y según el colectivo, Ramguertauro a última hora decidió mantener el precio de las entradas sin llevar a cabo una campaña informativa, lo cual, según Facua, supone "una vulneración de los derechos de los consumidores". "Nosotros animamos a todos los afectados que interpongan una hoja de reclamaciones para que se tenga constancia de lo que ha ocurrido y se pueda sancionar a la empresa por actuar de la manera en la que lo está haciendo", dijo el presidente de la asociación de consumidores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios