Las imágenes de la corrida en Morón con la vuelta de Jesulín de Ubrique

Jesulín de Ubrique cumplió su objetivo de enfundarse de nuevo el vestido de torear a un año de su trigésimo aniversario de alternativa. Fue en una tarde amable y de escasas exigencias en la que marcó todas las diferencias el sustituto de Ponce: el diestro sevillano Pablo Aguado, que indultó un gran toro de la brava corrida de El Torero. Se lidiaron seis toros de El Torero, desigualmente presentados. El primero resultó tan noble cómo flojo; tuvo clase el segundo; muchas dificultades el tercero; ninguna calidad el cuarto; resultó bravo el quinto, que recibió la vuelta al ruedo póstuma e importante, por bravura, repetición y durabilidad el sexto, de nombre 'Toledano', que fue indultado.