Matanza sin precedentes en Tailandia: 30 muertos y una toma de rehenes de más de 15 horas

Un militar disparó contra un superior y otros compañeros en la base en la que estaba destinado. Robó un vehículo y munición y huyó a un centro comercial, donde abrió fuego de forma indiscriminada. Allí se atrincheró con una decena de personas antes de ser abatido por las fuerzas de seguridad. Hay 52 heridos, ocho de ellos en estado grave.