La última riada

El riesgo se magnifica si no se sigue con la supresión de viviendas en zonas inundables.