Amplia mirada sobre el toreo destinada a los universitarios

  • La tauromaquia, desde su base a Joselito el Gallo, en el seminario de la Sánchez Mejías

La última jornada del Seminario de la Cátedra Sánchez Mejías, celebrada ayer, tuvo un largo recorrido. Se trataron varios aspectos. La sesión matinal comenzó con una reflexión profunda sobre la influencia de la genética en el comportamiento del toro de lidia a cargo de Rocío Pelayo.

La mesa de las escuelas taurinas se centró en ver las diferencias entre las distintas formas de hacerse torero. Tito de San Bernardo llegó a sentenciar que "las escuelas taurinas son la universidad del toreo".

Por la tarde, Juan Mora y David Mora protagonizaron un interesante mano a mano. Disertaron sobre cómo ha evolucionado el toro desde los comienzos del torero extremeño hasta el toro de hoy. Juan Mora explicó que toreo puro es el que él siente y consiste en arrastrar la muleta y quebrar la cintura y vaciar la embestida detrás de la cadera. David Mora sostuvo que esta temporada ha gozado toreando incluso toros de corridas duras y, por supuesto, también con las corridas más toreables. En ambos casos ha disfrutado y le han permitido ser un torero más largo, poderoso y profundo.

Cerró el seminario la conferencia de Paco Aguado, un gran especialista en la figura de Joselito el Gallo, a quien situó como precursor del toreo moderno, gracias a la ligazón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios