"Buscar la unión de los toreros me ha perjudicado económicamente"

Miguel Ángel Perera, uno de los toreros que reivindicó sus derechos de imagen, dentro del denomina G-10, afirma: "El Juli, César Jiménez y yo hemos sufrido represalias por este tema. No digo una mentira. Yo no concibo el toreo como una lástima o una queja. Pero los datos están ahí. Me dejaron fuera de Sevilla, Valencia y Castellón. He vivido una situación muy delicada, en la que Julián me ha apoyado". Sobre las bajas de El Cid y El Fandi, al término de la temporada, Perera afirma: "No están. Pero no por abandono. El pacto de unión finalizaba en octubre de este año". En cuanto al futuro del citado grupo, explica: "Debería haber una unión fuerte entre los toreros para defender nuestros intereses". Respecto a las críticas recibidas, señala: "El mensaje por parte de algunos fue confuso e interesado. Los que tenían conocimiento y han vendido el mensaje de forma interesada son unos cobardes". Y continúa: "Soy claro. Por mantenerme callado no me van a tratar mejor. Es mi forma de entender la vida, con honestidad, rectitud y transparencia. A mí, buscar la unión de los toreros me ha perjudicado económicamente, pero lo he hecho por la libertad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios