Enrique Ponce, desafortunado, y Diego Silveti, vuelta al ruedo en La México

GANADERÍA: Siete astados, uno de regalo de Ponce, de la dehesa de Xajay, corrida desigual en presencia y juego. TOREROS: Enrique Ponce, palmas, pitos tras aviso y bronca en el que regaló. Fermín Spínola, silencio y protestas tras aviso. Diego Silveti, vuelta al ruedo y saludos tras ovación. Incidencias: Monumental de México. 32.000 espectadores. Minuto de silencio por el diestro Mariano Ramos.

En la inauguración de la temporada grande 2012-2013 en la Monumental Plaza México no hubo corte de orejas, con una desafortunada actuación de Enrique Ponce, y en la que Diego Silveti hizo lo mejor, pero falló con el acero. Fermín Spínola tampoco estuvo bien y su labor no pasó de regular.

Ponce tuvo un lote que se paró. El que abrió plaza tuvo clase, pero no podía con los kilos y se paró; el cuarto fue igual y terminó deslucido. El sobrero no gustó y se protestó ruidosamente. Spínola, con su primero, bueno, anduvo desconfiado. Cogido de fea manera, al final se acopló. Con el quinto, deslucido y soso, no pasó de regular. Silveti fue el mejor librado. En el tercero estuvo muy bien con el capote y realizó una faena con decisión, pero mató de estocada trasera y baja. Con el sexto, nuevamente muy bien con el capote y trasteo con momentos estupendos, pero el toro se vino a menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios