Jerónimo Roldán pronuncia el pregón taurino de una feria de El Puerto sin tarde de toros

  • El cronista taurino jerezano hizo un recorrido por las tardes de feria en la plaza y sus vivencias

El pregonero Jerónimo Roldán, Galloso, Antonio Puerto y Ángel Quintana y los directivos de la Tertulia Monasterio, Juan Zamorano y Rafael Gómez Ojeda. El pregonero Jerónimo Roldán, Galloso, Antonio Puerto y Ángel Quintana y los directivos de la Tertulia Monasterio, Juan Zamorano y Rafael Gómez Ojeda.

El pregonero Jerónimo Roldán, Galloso, Antonio Puerto y Ángel Quintana y los directivos de la Tertulia Monasterio, Juan Zamorano y Rafael Gómez Ojeda. / orgambides

Al periodista jerezano Jerónimo Roldán, en la información taurina desde los años sesenta del siglo pasado y hoy felizmente retirado, le cupo el honor de pronunciar al mediodía de ayer el XIX Pregón Taurino de Feria de Primavera y del Vino Fino de El Puerto, que organiza la Tertulia Taurina El Monasterio, con la dificultad de que este año no va a ser una feria taurina porque no hay corrida de toros.

Jerónimo salvó la paleta con oficio y tirando de la vertiente histórica y la vivencia personal: tanto de la feria de ganado en la que se enraíza la feria actual, como en la feria taurina, de la que dijo con la autoridad de haber sido testigo de primera fila, que su máximo esplendor ha coincidido con los años de la carrera profesional de José Luis Galloso, habitual en el cartel cuando era una tarde grande en el calendario.

Y Galloso fue el presentador de Roldán, también testigo de su buen hacer periodístico en lo taurino y en lo deportivo en un acto que se verificó en el auditorio El Monasterio y que estuvo presidido por el concejal de plaza de toros, Ángel Quintana, y al que acudió también el anterior concejal de plaza de toros, del grupo municipal Popular, Millán Alegre.

Presidió Quintana en ambiente no hostil pero serio: no hay toros, no hay empresa, se está buscando con urgencia a alguien que licite por la plaza y no hay que ser Sherlock Holmes para encontrar culpables en otro sitio que no sea la plaza Peral. De hecho recibió el edil la andanada del vicepresidente de la Tertulia Rafael Gómez Ojeda que, en su salutación dejo sus mensajes de censura.

Jerónimo Roldán nos habló del traslado de la feria a las Banderas, de sus casetas, de su ambiente y de sus vivencias en la Plaza Real en sus años de profesión y en los coloquios del Hotel Monasterio después de los festejos, también perdidos, evocándolos con jugosas anécdotas.

El cantaor portuense Antonio Puerto intervino en el pregón por martinetes y -tras el aplaudido final de la disertación- por alegrías y fandangos, con letras de su minerva, y la guitarra de Manuel Corona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios