El Juli, que ayer fue trasladado de la UCI a planta, evoluciona favorablemente

El matador de toros Julián López El Juli experimentó ayer una evolución posoperatoria satisfactoria y una cura correcta de su herida quirúrgica, por lo que salió de la UCI y pasó a planta para continuar allí su recuperación.

El torero fue ingresado tras la cornada que sufrió el pasado viernes en la plaza de la Real Maestranza de Sevilla en el Hospital Quirón Sagrado Corazón.

En el parte médico de ayer, el hospital señala que El Juli pasó a planta tras el "súbito contratiempo" que sufrió el sábado, cuando se le produjo un sangrado muscular que, según el cirujano jefe de la Maestranza de Sevilla, Octavio Mulet Zayas, no estaba relacionado con la lesión vascular causada por la cornada, cuya corrección permanece "estable y en buenas condiciones".

El parte médico emitido a mediodía del domingo confirmó que "el control hemostático" del sangrado muscular evolucionaba "de forma satisfactoria" y que El Juli se encontraba "hemodinámicamente estable".

El doctor Mulet, por ello, informó ayer de que el torero abandonó la UCI para "continuar recuperación en planta de hospitalización".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios