La MALAGUETA está de aniversario

  • El 11 de junio de 1876 La Malagueta abría sus puertas por primera vez En 1981 fue declarada Bien de Interés Cultural En la actualidad acoge a más de 10.000 espectadores

140 años se cumplieron ayer desde que La Malagueta abrió sus puertas por primera vez. Con el mar por testigo y el Gibralfaro como padrino, el 11 de junio de 1876 se celebró la primera corrida de toros en esta nueva plaza. Desde entonces, La Malagueta ha visto cómo sus aledaños se han ido poblando y cómo Málaga se convertía en la ciudad cosmopolita y amante de los toros que es.

En el cartel inaugural se anunciaban Manuel Domínguez "Desperdicios", Antonio Carmona "El Gordito" y Rafael Molina "Lagartijo", con ocho toros de la ganadería de Murube. El estreno del nuevo coso malagueño se completó con la celebración de tres espectáculos más, que tuvieron lugar los días 12, 15 y 18 de dicho mes de junio a las tres y media de la tarde.

El arquitecto Joaquín de Rucoba, encargado también del proyecto del Mercado de Atarazanas, fue quien diseño "La Nueva Plaza de Toros de Málaga", como rezaría el cartel inaugural. De estilo neomudéjar, su construcción comenzó en el año 1874 tras el impulso del gobernador Antonio María Álvarez, quien ideó el conocido Pasaje de Chinitas.

Tanto el Ayuntamiento de la ciudad como la Diputación se decidieron a iniciar la construcción en los terrenos de una huerta de La Malagueta, conocida como la Noria de Reding. Precisamente el molino quedó enterrado bajo la estructura y sus restos salieron a la luz en la última remodelación de la plaza. Antes ya se habían descartado dos ubicaciones distintas en el Ejido y en un limonar de Olletas.

De estilo neomudéjar, La Malagueta está conformada por un polígono regular con 18 lados. La estructura es de cantería, hierro y ladrillo, alternando éstas en la fachada con arquería escarzana en la planta baja y de medio punto en el piso superior, vistosas cerrajerías en los huecos y bajo relieves con motivos taurinos, que también se cuentan en las tablas de la barrera y en las columnas de hierro fundido. En el graderío de piedra labrada, formado por los tendidos y dos niveles de gradas y palcos, actualmente se suman 10.202 localidades.

Con anterioridad al coso actual, Málaga tuvo otras cinco plaza de toros, ubicadas sobre distintos terrenos y en distintas épocas. El primer espectáculo taurino se celebró el 5 de enero de 1942 para celebrar la rendición de Granada a los Reyes Católicos, en la llamada plaza de las Cuatro Calles, en la que se colocaron tablas de madera para delinear el perímetro. Se construyó la primera plaza de toros en las cercanías del convento del Carmen y contó con 5.000 localidades. Otra, en 1818, situada cerca del mar; la de la Puerta Nueva y la del Señor Álvarez, que hasta 1861 acogió a 14.000 espectadores.

En 1976, La Malagueta, coincidiendo con el centenario de su inauguración, fue declarada Conjunto Histórico-Artístico, y en 1981 fue declarada Bien de Interés Cultural. En la actualidad, pertenece a la Diputación de Málaga que vela por su protección y permanencia, apoyando la celebración de espectáculos taurinos.

Tiene en su Feria de Agosto el momento álgido del año, cuando luce en su máximo esplendor durante el ciclo taurino. Faenas como la de Paco Ojeda en 1985, en la que cortó un rabo; Julio Robles en 1988; José María Manzanares (padre) en 1993 o la noche mágica de Javier Conde en 1995, siguen siendo recordadas a día de hoy por la afición. Málaga siempre fue lugar donde disfrutar de grandes faenas, de grandes figuras. Antonio Ordóñez fue uno de los máximos exponentes del toreo de la tierra.

Por otro lado, en La Malagueta también se han vivido tardes desafortunadas en las que la tragedia ha formado parte del espectáculo. El 11 de febrero de 1926, Manuel Báez "Litri" sufrió una cornada por la que le tuvieron que amputar la pierna, a consecuencia de la gangrena que afectó la herida, y siete días después del fatídico percance falleció.

Con sus luces y sus sombras, La Malagueta se ha consolidado como parada obligatoria en el circuito taurino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios