Oreja para Miguel Ángel León y cogida de El Manriqueño en el ruedo sevillano

El novillero Miguel Ángel León ha cortado la única oreja del interminable festejo de abono celebrado en la tarde de ayer en la plaza de la Maestranza, donde el sexto toro cogió espectacularmente a El Manriqueño, que sufrió un fuerte golpe en el pecho del que tuvo que ser atendido en la enfermería de la plaza sevillana.

Se lidiaron seis utreros de la ganadería de Villamarta, bien aunque muy desigualmente presentados. El mejor de la suelta fue el primero, de comportamiento bravo y alegre en la muleta. También sirvieron el manso cuarto, que tuvo calidad en la muleta y sobre todo el quinto, que tuvo mucha emotividad en el último tercio de la lidia. No estuvieron al mismo nivel el bruto segundo y el soso e inválido utrero que salió en tercer lugar. El sexto novillo quedó prácticamente inédito.

Fernando Rey, silencio y ovación tras dos avisos.

Miguel Ángel León, silencio y oreja.

Juan Solís 'El Manriqueño', silencio tras aviso; resultó cogido por el sexto

La plaza registró menos de media entrada en tarde progresivamente fresca.

Según el parte médico emitido por la enfermería de la plaza de la Real Maestranza, Juan Solís 'El Manriqueño' sufre "un traumatismo costal derecho cerrado y una contusión en el hemitórax derecho". Fue trasladado a la Clínica Quirón-Sagrado Corazón para estudio radiológico y su pronóstico es reservado.

Miguel Ángel León ha cortado una oreja en la novillada de abono de ayer en Sevilla. El novillero hispalense dio una gran imagen ante un buen novillo de un interesante encierro de la vacada de Villamarta, con hasta cuatro ejemplares de ciertas opciones. León toma fuerza y reedita así las buenas sensaciones dejadas en esta plaza cuando aún era novillero sin picadores.

Fernando Rey gustó al natural y El Manriqueño mostró buenos detalles en la tarde de su debut con caballos antes de ser cogido feamente por el sexto y pasar a la enfermería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios