"La afición espera mucho de mí y no tengo más remedio que intentarlo""El regreso ha sido bonito, aunque no con el triunfo que soñaba"

  • Morante se mostró satisfecho a pesar de un lote que le dejó un silencio y una ovación tras avisosPerera se entristece por irse de vacío y no haber saboreado el triunfo en su único pase en el coso

Decepción para el diestro de La Puebla del Río. José Antonio Morante apenas entró a valorar su segundo paso por el coso del Baratillo en el abono abrileño, que le dejó un lote con pocas posibilidades. El matador sevillano se gustó en el toreo a capa: "Con el capote me he sentido a gusto en los lances. Siempre el primer toro es difícil. Ha tenido fiereza al principio, pero después ha ido aburriendo, levantando la cara y desentendiéndose de los trastos", señalaba. En el tercer toro - su segundo- fue insistente y exprimió las embestidas a pesar de la falta de celo del animal. "Ha tenido muchas querencias y al final ha sido difícil para matar. La afición espera mucho de mí y no tengo más remedio que intentarlo", insistía. Por delante, tres citas en Sevilla: dos la semana que entra y una en San Miguel.

Le supo a poco a Miguel Ángel Perera su único compromiso en el abono abrileño. La tarde le dejó dos ovaciones, la última tras un aviso. El diestro extremeño se enfrentó a las reses de Cortés y regresó a la Maestranza tras dos años de ausencia. "La vuelta a esta plaza ha sido bonita aunque no con el triunfo que uno sueña", explicaba anoche. "He estado a gusto toda la tarde a pesar de que los toros no me han acompañado. Me he encontrado muy suelto y metido en la corrida. El primer toro apuntaba maneras, galopando, cogiendo los vuelos, pero me sorprendió que se rajara tan pronto. Lo he dejado muy crudo en el caballo, sobre todo al segundo, por el que también aposté pero decía poco y no transmitía las dificultades que tenía", indicaba Perera, que se mostró seguro y contento por la respuesta del publico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios