Los médicos descartan la rotura de ligamentos de El Cordobés tras su cogida

  • El diestro resultó cogido el pasado sábado en La Línea, donde indultó un toro

Manuel Díaz El Cordobés continua recuperándose de la cornada sufrida el pasado sábado en la plaza de toros de La Línea. El torero de Arganda del Rey fue sometido ayer a una resonancia que descartó la rotura de ligamentos en su rodilla derecha, pues según las pruebas médicas efectuadas sólo sufre una distensión del ligamento lateral externo, lesión mucho menos severa que requiere un menor tiempo de recuperación.

El torero deberá someterse a otra prueba esta tarde según explicó su hermano "los médicos deben que dictaminar si la mancha que aún tiene en la rodilla se deben a restos de sangre o por el contrario es líquido sinovial".

Las pruebas y la evolución serán definitivas para saber cuando podrá el torero regresar a los ruedos, pues esta misma semana está anunciado en Vitoria, Villalba y Porcuna los días 25, 28 y 29 de julio.

Según el hermano de Manuel Díaz, el percance sobrevino "porque Manolo se dejó envolver por todo lo que se vivió allí. Fue una lidia muy intensa. Ya desde el capote la gente se puso en pie y esa emotividad le llevó a pisar terrenos comprometidos, donde el riesgo siempre es evidente. Incluso la semana pasada en Marbella ya le pegó un toro una voltereta fuerte por entregarse el entrar a matar".

Todo el entorno del torero está muy agradecido por las muestras de cariño recibidas, no sólo de los profesionales sino de aficionados anónimos que han se han interesado de manera activa por el estado del diestro: "No os podéis hacer una idea del cariño de la gente. Estamos muy agradecidos, Manolo no tiene palabras para agradecer este interés tan bonito y queríamos expresar nuestra gratitud. Muchas gracias a todos"', señaló el hermano del diestro.

El Cordobés resultó herido de carácter grave después de haber conseguido el indulto del mismo toro que le ocasionó el percance, en la corrida. Díaz fue operado en la misma enfermería de la plaza de "una cornada de 20 centímetros" en la pierna derecha, pasando a continuación a la clínica USP Marbella para someterse a un exhaustivo examen radiológico, centro hospitalario que abandonó el lunes.

Díaz cortó cuatro orejas y un rabo en la corrida de la Feria de La Línea y en la que indultó al toro Capitán, con el hierro de La Palmosilla después de una faena templada y con pasajes de nivel.

El diestro de Arganda del Rey quiere reaparecer en los próximos días, aunque todo depende de la evolución de la herida estos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios