El mexicano Mario Aguilar corta la primera oreja del año en Las Ventas

  • Se lidió una novillada de la ganadería jerezana de Martelilla en la que destaca el sexto

Han tenido que celebrarse cuatro festejos en la primera plaza del mundo para que por fin el alguacilillo venteño entregue la primera oreja de la temporada, y ha tenido que ser para darle el tradicional abrazo a un novillero mexicano, que esperemos que rompa el maleficio o la racha y se sucedan los triunfos en Madrid, especialmente con las tres largas ferias que se vislumbran en el horizonte.

Con un cuarto de plaza se han lidiado novillos de la ganadería jerezana de "Martelilla", del cortijo del mismo nombre y vacada que regentan los hermanos Juan Pedro y Gonzalo Domecq López de Carrizosa. Los utreros venidos de Martelilla fueron de distinto juego, aunque la mayoría justos de fuerza. Destacó el sexto de la suelta.

Agustín de Espartinas, silencio y silencio. Eliseo Gallardo, silencio tras aviso y silencio. Mario Aguilar, de México, silencio y oreja.

Valor, temple y decisión han sido las características de la labor de Mario Aguilar que, además y pese a su corta edad, ha mostrado maneras diferentes. Al igual que Eliseo Gallardo, era su primera tarde en la plaza de Las Ventas.

Agustín de Espartinas ha mostrado voluntad pero la escasez de fuerzas de su lote no ha permitido aportar más ante el público de Madrid.

Eliseo Gallardo, también voluntarioso y vistoso con el capote, no acertó con los aceros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios